Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Julio César Pol sueña con palabras y con números. Encuentra a ambos encantadores, con los dos convive sin que hasta el momento muestre signos de locura y los dos marcan sus pasos desde que pisó por primera vez la Universidad de Puerto Rico a mediados de los 90.