Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Ileana Muñoz, Carlos Ruiz y Pedro Segarra.
Ileana Muñoz, Carlos Ruiz y Pedro Segarra. (Archivo)

Sin los fondos del arbitrio al cigarrillo, con el que instituciones como el Conservatorio de Música de Puerto Rico (CMPR), la Escuela de Artes Plásticas y Diseño (EAPD) y la Corporación de las Artes Musicales (CAM) cuadran su presupuesto anual, quedarían inoperantes.

💬Ver comentarios