Diez libros reseñados en El Nuevo Día
Diez libros reseñados en El Nuevo Día (Montaje)

Como a todo lo demás, la pandemia ha afectado a los libros: han tenido mucha menos exposición. Pero siguen esperando que los leamos y hagamos parte de nuestra vida. Compartimos con los lectores nuestra selección de libros destacados entre los reseñados durante el último año. La lista sigue el orden alfabético de los apellidos de los autores.

Mujeres del alma mía. Sobre el amor impaciente, la vida larga y las brujas buenas, por Isabel Allende (Plaza & Janés). Mejor en su modalidad autobiográfica que como novelista, Isabel Allende hace un recuento de las mujeres determinantes en su vida: su madre, su abuela y varias amigas indispensables para el desarrollo de su pensamiento y de su carrera (entre ellas Carmen Balcells). Aunque aparecen algunos hombres, este es un libro sobre mujeres que han adquirido conciencia de su poder de cara a la historia y la tradición.

The Caribbean Front in World War II. The Untold Story of U-Boats, Spies, and Economic Warfare, por José L. Bolívar Fresneda (Markus Wiener). Aunque la II Guerra Mundial se luchó en Europa, el conflicto llegó al Caribe. Entre 1942 y 1943 los alemanes desplegaron una ofensiva de submarinos que atacaron las refinerías de petróleo de Aruba, Curazao y Trinidad, y desestabilizaron los envíos de bauxita a los Aliados desde la Guayana Británica y Surinam. Amenazaban al Canal de Panamá y la flota francesa refugiada en Martinica, que guardaba el tesoro del Banco de Francia. Esta investigación fascinante explica las consecuencias de la guerra de los “U-boats” en Puerto Rico.

La ciudad en el tiempo. Cinco siglos de representaciones artísticas en San Juan, ed. por Lillian Lara Fonseca y Lizette Cabrera Salgado. Este libro bellísimo celebra los 500 años de vida de nuestra capital en su ubicación actual mostrando su representación en imágenes a lo largo de ese tiempo. Cuatro estudiosos se remontan a diferentes momentos históricos: Ingrid Jiménez examina las imágenes de una ciudad en ciernes en los siglos XVI y XVII; Héctor Balvanero Alfaro presenta a Campeche, gran pintor del XVIII; Daniel Expósito Sánchez recupera las visiones de artistas extranjeros y María de Lourdes Javier reúne imágenes del siglo XX.

Los viejos cines de Puerto Rico, por José A. Hernández Mayoral (Fundación RHC). La sociedad contemporánea se define por sus entretenimientos, entre los cuales el cine fue principal durante el siglo XX. Para exhibirlo se erigieron edificios cuya arquitectura solía sobresalir en el entorno urbano. Este libro excepcional hace la historia de esos edificios y sus particularidades y también de cómo, cuándo y dónde se exhibía cine en Puerto Rico, ofreciendo el perfil de las películas exhibidas. Se extiende desde 1897 hasta finales del siglo XX.

La cima del éxtasis, por Luce López Baralt (Trotta). Profundamente espiritual, esta es la confesión gozosa de un don místico y de las condiciones y consecuencias que conlleva. Su autora, estudiosa de la mística, relata su experiencia, largamente guardada en secreto, de la divinidad. Simbolizada por el aspecto de un recinto palaciego en las ruinas de Medina al-Zahra, en Córdoba, la visión aquí descrita aúna lo múltiple y lo singular en un intento desesperado por narrar lo inenarrable.

Las alas del tiempo, por Wilfredo Mattos Cintrón (Ediciones La Sierra). En este nuevo caso del detective criollo, Isabelo Andújar, la memoria histórica ocupa el centro del relato. El investigador intenta resolver un asesinato sucedido décadas antes del dramático verano del 2019 y ya olvidado por todos. La memoria corta -rota- de los puertorriqueños impide, una y otra vez, no solo la resolución de viejos crímenes, sino la continuidad de un devenir que se ve abocado, por ello, a un presentismo constante.

Fundación de San Juan en 1522, por Francisco Moscoso (Ediciones Laberinto). El historiador postula convincentemente que el traslado de San Juan a su ubicación actual no ocurrió en 1521, como celebramos, sino en 1522. Disputa los argumentos de Salvador Brau, quien propuso en 1904 la primera fecha, y fundamenta los suyos sobre consideraciones prácticas ampliamente documentadas y sobre la logística temporal de las construcciones. Ofrece, además, un panorama sociopolítico de los primeros años de la colonia, enlazando el momento a la transformación de la economía insular.

Como polvo en el viento, por Leonardo Padura (Tusquets). Novela diferente sobre la Revolución Cubana, la trama va y viene del exilio a la isla, descubriendo el efecto del conflicto sobre personajes que se encuentran en ambas situaciones. Se centra sobre la red de relaciones entre un grupo de amigos (“el Clan”) que se rompen -o afianzan- según viven los cambios del país. Las incidencias incluyen el choque de las expectativas personales con las circunstancias sociales; las dificultades de rehacer la vida en el exilio y los enfrentamientos generacionales complicados por los procesos políticos.

Los abismos, por Pilar Quintana (Alfaguara). Ganadora del más reciente Premio Alfaguara, esta novela colombiana construye los panoramas sociales y síquicos de una familia (madre joven y vital; padre envejecido y metódico; hija pequeña y alerta) a través de los ojos de esta última, que describe -sin comprender- lo que sucede a su alrededor: el desvío de una mujer atrapada en un matrimonio sin amor y las incertidumbres del marido. Un palio de tristeza cae sobre los personajes y las imágenes constantes de una naturaleza lujuriante pero subyugada y de amenazantes precipicios montañosos realzan el ambiente emocional de esta narración sumamente sugerente.

El corazón frente al mar, por Luis Rafael Sánchez (Publicaciones Gaviota). Si en “La importancia de llamarse Daniel Santos” Luis Rafael Sánchez descompuso y reconstruyó un mito, en este ensayo escenifica una canción -”En mi viejo San Juan”- atendiendo no solo a su letra sino a su tono y resonancias. Su prosa organiza el encuentro con una ciudad real, también imaginada y recordada, que incluye lo sublime y lo pedestre, abarcando vivencias personales y colectivas que palpitan con los múltiples registros de nuestra capital caribeña.

💬Ver comentarios