La actriz estadounidense Kristen Stewart y el actor británico Robert Pattinson se convirtieron en verdaderas estrellas de cine al protagonizar la franquicia de películas basadas en las novelas de "Twilight". (Tobias Hase)

“Había tres cosas de las que estaba absolutamente segura. La primera: Edward Cullen era un vampiro. La segunda: una parte de él, y no sabía lo potente que podía ser esa parte, tenía sed de mi sangre. La tercera: estaba incondicional e irrevocablemente enamorada de él”.

Cualquiera que haya leído la primera novela de la saga “Twilight”, o disfrutado de la película, recordará ese fragmento. Son los pensamientos de Bella Swan, protagonista de la ficción e interpretada por Kristen Stewart en el cine, cuando descubre la verdad sobre el chico de sus sueños, Edward Cullen (Robert Pattinson).

Han pasado 15 años desde que ese primer libro, “Twilight” y 12 desde que se transformó en un filme con el mismo nombre en 2008. Tanto estas como el resto de las entregas literarias fueron best seller y éxitos de taquilla. Las películas, de hecho, recaudaron en torno a 3,300 millones de dólares en todo el mundo.

Ahora, los amantes de la saga vampírica más revolucionaria de la década de los 2000 están de plácemes: Edward y Bella vuelven para dar al verano una dosis de amor y sangre, porque Stephenie Meyer, su creadora, ha lanzado por fin una nueva entrega literaria que los fans llevaban más de una década esperando.

VAMPIROS QUE BRILLAN CON LUZ PROPIA

La saga “Twilight” fue amada por sus seguidores y fuertemente criticada por sus detractores. Pero, sin duda, marcó un antes y un después en el género vampírico y la literatura juvenil.

Si bien la autora tomaba como referencia literaria varios clásicos para cada entrega, respectivamente: “Pride and Prejudice”, de Jane Austen para “Twilight”; “Romeo and Juliet”, de William Shakespeare para “New Moon”; “Wuthering Heights”, de Emily Bronte, para “Eclipse”; y “A Midsummer Night’s Dream”, de Shakespeare, para “Breaking Dawn”, sus vampiros sentaron diferencias respecto a los prototipos marcados por “The Vampire Chronicles”, de Anne Rice o el mítico “Drácula”, de Bram Stoker.

Por ejemplo, las criaturas de Meyer no eran destruidas por el sol, como es característico de los vampiros en la mayoría de las obras: en su lugar, la exposición ante el astro rey hace a los Cullen y su raza brillar con luz propia, lo que revelaría su verdadera naturaleza si son vistos.

Esta es solo una de las muchas características de los vampiros de “Twilight”, y una de la que más críticas y memes generó. El resto, las conocerán a través de los libros o películas. Pero esa particularidad con el sol, y el hecho de ser un romance adolescente, fueron las razones por las que arrasó y fue tan amada como criticada.

Si por lo que sea se perdieron las películas y sienten curiosidad, o si quieren rememorarlas después de tanto tiempo, están de enhorabuena porque la faceta literaria no es el único regreso de la saga: las películas vuelven, esta vez, gracias a Netflix que las incluirá en su plataforma este mismo mes de agosto.

RUMORES DESDE EL AMANECER

Desde que la saga llegó a su fin, han sido muchos los rumores, en parte motivados por el deseo de los fans, de que hubiera más entregas. Sin ir más lejos, el año pasado el medio We Got This Covered afirmaba que una precuela cinematográfica podría estar preparándose.

Sin embargo, a día de hoy no hay informaciones que demuestren que una nueva película de “Twilight” vaya a ser una realidad. Aunque, según información de Hollywood Reporter, el pasado mes de mayo, el propio Robert Pattinson no descartaba la idea de volver a ponerse en la piel de Edward Cullen.

Según una fuente cercana, “Rob está orgulloso de pertenecer a la franquicia”. Aunque también matizaba: “todavía no sabe de qué trata exactamente el nuevo libro, aparte de estar basado en la perspectiva de Edward, pero le encantaría hacer algo”.

Unas declaraciones que contrastan con las que hacía el propio actor en marzo de este mismo año dijo en una IndieWire: “Siempre pensé que ‘Twilight’ era bastante extraño. Creo que fue el marketing lo que la volvió “mainstream””.

Por otro lado, en abril del año pasado Robert Pattinson demostró que recordaba la saga con cariño: “me fascina esta nueva ola de personas apreciando las películas”, dijo para Usa Today, y explicó que “en su momento mucha gente odiaba la saga porque estaban hartos de verla en todas partes... Pero ahora es vista como algo ‘retro’ que reivindicar”.

Portada de la nueva novela de Stephanie Meyer, "Midnight Sun".

EL SOL SE HIZO ESPERAR

“Buenos días, especialmente a los lectores de ‘Twilight’ que estén viéndonos. Me llamo Stephenie Meyer y me emociona enormemente anunciar que, por fin, “Midnight Sun” se publicará el 4 de agosto” (en Estados Unidos).

Así habló la creadora de “Twilight” en el programa “Good Morning America” de la cadena ABC, y añadió: “estamos viviendo un momento muy loco (refiriéndose a la pandemia) y no me sentía segura de si era el adecuado para sacar este libro, pero algunos lo han estado esperando mucho tiempo y no me parecía justo hacerles esperar más”.

Y es que la entrega, “Midnight Sun” (”Sol de Medianoche), estaba prevista para ver la luz mucho antes. Pero, tras una filtración en internet de los doce capítulos del manuscrito inacabado, Meyer anunció en 2008 que detenía el proyecto de forma indefinida.

“Si tratara de escribir “Midnight Sun” ahora, con mi estado de ánimo actual, es muy probable que James (el antagonista de la primera entrega) ganase y todos los Cullen murieran”, escribió la autora en su página web.

Stephanie Meyer la escritora de la serie "Twilight", explicó los diversos contratiempos que enfrentó antes de poder entregar "Midnight Sun". (J. J. Guillén)

Las primeras reseñas de “Midnight Sun a desvelado un elemento esencial de la trama. A grandes rasgos, se trata de la recreación de los hechos presentados en la novela “Twilight”, solo que ahora narrados desde la perspectica y la psiquis de “Edward Cullen” en lugar de “Bella Swan”.

En 2010, sin planes de retomar ese sol por el momento, compensó a los fans con la publicación de “The Short Second Life of Bree Tanner”, un “spin-off” protagonizado por un personaje secundario de la tercera entrega, “Eclipse”.

LLEGA LA MEDIA NOCHE SOLAR

Ya en 2015, coincidiendo con el décimo aniversario de la saga, Stephenie pensó en retomar el proyecto. Pero el anuncio de la publicación de “Grey”, novela que contaba la historia de la saga “50 Shades” de E.L James, desde la perspectiva de Christian Grey, y que curiosamente empezó siendo un “fanfic” de Crepúsculo, le hizo pensar que no era el momento.

En su lugar, Meyer publicó “Life and Death: Twilight Reimagined”, que contaba la misma historia cambiando el género de los personajes y cerrando con un final diferente que terminaba en la primera entrega. En el prólogo, Meyer se disculpaba con los lectores y aludía a la falta de tiempo como razón por la que el libro no era “Midnight Sun”.

Ahora, por fin, parece que ha llegado el momento que los fans llevaban tanto tiempo esperando. El libro, que relata los sucesos de la primera entrega pero desde la perspectiva de Edward Cullen, añadiendo además detalles sobre su pasado antes de conocer a Bella, incluirá también una escena inédita muy especial para Meyer y su saga.

Se trata de una escena en el prado al que acuden habitualmente los protagonistas, que la autora eliminó del libro original y que se podrá leer en esta nueva entrega: “he podido volver a la historia de nuevo, ¡y también escribir esa pequeña pieza que faltaba en el prado que siempre me ha vuelto loca!”, dijo en la sección Letters To Stephenie de su página web.

Por el momento, es pronto para saber si este regreso se quedará solo en este libro o habrá más entregas literarias y/o posibles adaptaciones cinematográficas. Pero hoy, sabemos que el sol sale por fin a medianoche y eso, para los fans de “Twilight”, es motivo de alegría.