Durante años, Siegfried & Roy fue una institución en Las Vegas, donde la magia y el arte de Fischbacher y Horn atraían constantemente multitudes. (The Associated Press)

Berlín. La agencia de noticias alemana dpa informó que el ilusionista Siegfried Fischbacher, miembro sobreviviente del dúo Siegfried & Roy, murió en Las Vegas a los 81 años.

Según la agencia, la hermana de Fischbacher, una monja que vive en Munich, confirmó su muerte a causa de cáncer.

“Estaba en su casa en Las Vegas”, dijo la hermana Dolore a dpa.

Sostuvo que habló con su hermano por teléfono antes de que muriera y oraron juntos.

“Pude orar con él y decirle que siempre estará en mi corazón”, dijo.

Después de la llamada, él se acostó y se quedó dormido, agregó.

Roy Horn, socio de Fischbacher en el mundo del espectáculo, murió el pasado mayo a causa de las complicaciones del COVID-19 en un hospital de Las Vegas. Tenía 75 años.

El dúo asombró a millones con sus extraordinarios trucos de magia hasta que Horn resultó gravemente herido en 2003 por uno de los famosos tigres blancos del acto.

En un comunicado anunciando la muerte de Horn en mayo, Fischbacher dijo: “Desde el momento en que nos conocimos, supe que Roy y yo, juntos, cambiaríamos el mundo. No podría haber Siegfried sin Roy, ni Roy sin Siegfried”.

Más tarde le dijo al semanario alemán Bild am Sonntag que su mejor amigo siempre estaría a su lado.

“Para la cena continuaré teniendo la mesa puesta para él también, como siempre fue el caso. No estoy solo”, citó dpa a Fischbacher en su entrevista al periódico.

Durante años, Siegfried & Roy fue una institución en Las Vegas, donde la magia y el arte de Fischbacher y Horn atraían constantemente multitudes. La pareja realizaba seis shows a la semana, 44 semanas al año.

Horn y Fischbacher, ambos nativos de Alemania, se unieron por primera vez en 1957 e hicieron su debut en Las Vegas una década después. Siegfried & Roy comenzaron a actuar en el Mirage en 1990.

La pareja ganó reconocimiento internacional por ayudar a salvar a los raros tigres blancos y leones blancos de la extinción. Su complejo de $10 millones fue el hogar de docenas de animales raros a lo largo de los años. Los leones blancos y los tigres blancos fueron el resultado de un programa de preservación que comenzó en la década de 1980.

El espectáculo incorporó animales y trucos de ilusión, con 20 tigres y leones blancos, y otros animales exóticos -incuyendo un elefante- cuyas apariciones variaban cada noche.