Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

De izquierda a derecha, vejigante de Ponce, de Juan Alindato, tiple del lutier León Ortiz y talla de gallo de Emilio Rosado, que forman parte del Depósito de Artes Populares, del Instituto de Cultura Puertorriqueña.
De izquierda a derecha, vejigante de Ponce, de Juan Alindato, tiple del lutier León Ortiz y talla de gallo de Emilio Rosado, que forman parte del Depósito de Artes Populares, del Instituto de Cultura Puertorriqueña. (Suministrada)

El arte popular, y las artesanías en general, son dos de las actividades culturales más apoyadas por el público puertorriqueño. Y no es para menos. Ambas formas de arte tienen un rol muy importante en la identidad y la expresión de vida del pueblo. Sin embargo, en ocasiones, son subestimadas o no se les da la relevancia que se merecen, más allá de verla como una actividad de consumo.

💬Ver comentarios