(semisquare-x3)
Raymond Arrieta. (David Villafañe)

Escoltado por  bomberos y policías motorizados y seguido de un grupo nutrido de público, voluntarios, y varios zanqueros, el comediante y animador Raymond Arrieta finalizó hoy, viernes, su tercer día de la undécima caminata “Da Vida Caminando con Raymond”, en el pueblo de Aguas Buenas.

Salieron alrededor de las 11:30 de la mañana desde la alcaldía de Cidra hasta llegar, a las 4:30 de la tarde, al casco urbano de la “Ciudad de Aguas Claras”.

Entre el grupo de caminantes se encontraba el gimnasta Tommy Ramos, quien ha estado acompañando a Raymond en todo el recorrido y los hijos de Héctor Ferrer, Mariaelis y Héctor Enrique Ferrer, y el hermano de éste, Eduardo. También se unieron y caminaron desde Cidra a Aguas Buenas, el viudo de la reportera Keylla Hernández, Robin Rodríguez, y su hijo menor, Gustavo André.

También estaba un grupo de participantes de Exatlón 2019 y las actrices Mónica Pastrana y Joealis Filippetti.

Este año, la caminata va a tener un duración de seis días. Ya recorrió, el primer día, los municipios de Guánica, Yauco y Guayanilla. El segundo día caminaron por las montañas de Adjuntas bajo un frío de 69 grados, el tercer día de Cidra a Aguas Buenas. Aún le faltan los tramos, el sábado de Carolina a Trujillo Alto, el domingo de Río Grande a Loíza y, finalizando el lunes de Bayamón a Cataño.

El animador de Día a Día de Telemundo está confiado que, aunque son menos días de caminata, en ésta se pueda recaudar más de un millón de dólares, a beneficio de los pacientes de cáncer del Hospital Oncológico. “Lo importante es que ya comencé a dar el primer paso. Ahora voy poco a poco, hasta finalizar el recorrido. El donativo es lo importante”, recalcó Raymond a su salida de Cidra.

Además de caminar por los miles de pacientes que padecen esta terrible enfermedad, Arrieta está caminando por los fallecidos Keyla Hernández, Billy Fourquet, Papo Brenes, Francisco Rosas y Héctor Ferré, así como por su compañera de Día a Día, Dagmar, quien ha vencido el cáncer en varias ocasiones.

Entre la gente que estaba caminando junto a Raymond, muchos contaron que lo hacían en memoria de un familiar fallecido a causa del cáncer y, otros, para agradecer el haber vencido la enfermedad.

Gladys Alvelo, residente de Aguas Buenas dijo que estaba en esta actividad en honor a su padre. “Mi papá es paciente de cáncer y está en radioterapia. Gracias a la iniciativa de Raymond, nos hemos beneficiado con los fondos que ha recaudado estos años. Ya aporté comprando la camiseta”, indicó Alvelo.

Igualmente, Abigail González, también de Aguas Buenas, afirmó que estaba en este evento apoyando 100% a Raymond. “Él está ayudando a los pacientes con cáncer, aun cuando no son su familia. Mi padre, Ángel, tiene cáncer terminal y se ha beneficiado con el dinero que se h recaudado en las caminatas de Da Vida”, acotó González.

Mario Cruz Peña, de 59 años de edad y de San Lorenzo ha realizado las 11 caminatas de Da Vida en su silla de ruedas. “Soy el primer paciente con cáncer en los huesos detectado en 1978. A causa de ello, me amputaron una pierna”, narró.

Por su parte los padres de Raymond Arrieta, Carmín Vázquez y Ramón Arrieta, quienes estaban en Aguas Buenas esperando a que arribara, dijeron sentirse orgullosos de su hijo.

“Me gusta el nuevo formato, el de caminar diez millas solamente por día. Se recoge el dinero y es bueno para salud de Raymond”, sostuvo su progenitora.

A su llegada a Aguas Buenas, Raymond abrazó a su padre y le entregó a su madre un rosario que le dio una señora en el camino, como obsequio para ella.

“Llegamos. Lo hicimos en cuatro horas y media. Hoy recibí el cariño de muchas señoras con uñas largas, pero nada nos detuvo. Un deambulante me paró y me dijo que es un tecato, que tiene cáncer en los huesos y que nadie le hace caso.  Le di un abrazo y le dije: no estás solo. Lloró y siguió caminando con nosotros”, narró Raymond a la multitud que lo escuchaba a su llegada a Aguas Buenas.

Robin Rodríguez, el viudo de la mujer ancla de “Noticentro al Amanecer”, quien murió de cáncer del pulmón, dijo que lo más que le sorprendió fue ver a los niños con sus alcancías para el Oncológico. “Un abrazo desde el cielo para todos de parte de Keylla”, afirmó.

Finalmente, Raymond se despidió recordándole a todos que ya han recorrido 30 millas y faltan aún 30 más. “Mañana vamos a salir a las 11:00 de la mañana del parque Roberto Clemente Walker de Carolina. Los espero a todos”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios