(vertical-x1)
El actor confesó que “fue intimidante” estar en la misma sala que Joaquín Guzmán.

New York - El mexicano Joaquín "el Chapo" Guzmán y el actor Alejandro Edda que interpreta al capo en la serie televisiva “Narcos: México”, cruzaron saludos esta semana en el marco del juicio en Nueva York del exjefe del cartel de Sinaloa, quien anunció que no testificará.

El actor de 34 años, dijo que decidió viajar desde México al juicio que comenzó hace casi tres meses en la corte federal de Brooklyn cuando se enteró de que éste es abierto a cualquier ciudadano. El actor confesó que “fue intimidante” estar en la misma sala que el temido capo narco, acusado de dirigir un inmenso imperio criminal y de torturar y matar a enemigos y traidores. 

En un nuevo giro surrealista del proceso, un periodista presente en la corte presentó a Edda al abogado del Chapo Eduardo Balarezo, y éste explicó al acusado quién era ese joven de baja estatura y barba. El Chapo, sentado a pocos metros de distancia, le ofreció una gran sonrisa. Edda también saludó a la joven esposa del acusado, Emma Coronel, de 29 años, que asiste casi a diario al proceso.

El narcotraficante, famoso por dos fugas de cárceles mexicanas, está detenido bajo medidas extremas de seguridad y no puede hablar con nadie en la corte, salvo con el juez cuando éste le hace una pregunta. En la cárcel solo puede recibir las visitas de sus abogados, asistentes legales y sus hijas mellizas de siete años, todo a través de un vidrio. "Nervioso" El actor dijo a periodistas que vino al proceso para conseguir "información" sobre el Chapo, de 61 años. "Mi intención como actor es darle veracidad a mi personaje (...) Vine a estudiar a un señor que de cierta manera es como un mito, una leyenda", afirmó Edda en declaraciones a periodistas en una pausa del proceso.

"Me puse nervioso cuando me vio y me saludó de lejos. Fue intimidante de cierta manera", dijo el actor, que escuchó a uno de los ex sicarios del capo contar cómo éste torturó y mató a rivales. "Lo vi (...) muy atento, lo veo enfocado, siento que está muy concentrado en todo lo que está sucediendo, muy presente y lo veo bien de salud", añadió. Edda dijo que tiene "sentimientos encontrados" hacia el Chapo y su juicio.

"Como actor, estoy investigando a un ser humano (...) Me fijo en manerismos, en su mirada, en cómo se toca la cara. Humanamente es fuerte, es triste, sientes que es todo el poder de Estados Unidos contra una sola persona, el señor no habla inglés, siento que está de una cierta manera enjaulado en un lugar ajeno", sostuvo.

"Pero hablando como mexicano, el señor debe pagar por sus crímenes. Hay mucha gente, miles, que han muerto a causa del narcotráfico", sostuvo Edda, que se pregunta no obstante si el Chapo no será "un títere en todo esto".


💬Ver 0 comentarios