Harvey Weinstein. (Agencia EFE)

Nueva York - La defensa del productor de cine Harvey Weinstein ha pedido al juez encargado de decidir el miércoles su condena, que puede ser entre 5 y 29 años de prisión por los delitos de violación en tercer grado y agresión sexual de los que fue declarado culpable tras un juicio en Nueva York, que le dicte la pena mínima porque "quizá no sobreviva" más tiempo.

En una carta entregada en el juzgado anoche, los abogados del magnate de Hollywood argumentaron que, desde finales de 2017, cuando se desató su escándalo por abusos sexuales, lo ha "perdido todo" y que condenarlo a más de 5 años sería "una cadena perpetua de facto": "La grave realidad es que el Sr. Weinstein quizá no sobreviva a ese periodo", dijeron al magistrado James Burke.

Weinstein, de 67 años, fue hallado culpable por un jurado a finales de febrero de agresión sexual en primer grado, que acarrea entre 5 y 25 años de prisión, por practicar sexo oral a la fuerza a la ayudante de producción Mimi Haley en 2006; y de violación en tercer grado, penada con máximo 4 años, contra la aspirante a actriz Jessica Mann en 2013.

La Fiscalía pidió este fin de semana una sentencia que refleje "la gravedad de sus acusaciones" y "la falta de remordimiento por el daño que ha causado", además de argumentar ante el juez que el productor tenía un historial de agresiones y acoso sexuales, mal comportamiento y malas acciones en el ambiente laboral y otras acciones diversas desde 1978.

Su equipo de abogados insiste en que las dos víctimas denunciantes tuvieron "relaciones consensuadas" con él y en que el juicio no lo "retrató como persona": "Su historia de vida, logros y dificultades son simplemente extraordinarios y no deberían ser despreciados por completo solo por el veredicto de un jurado", afirman en la carta, de acuerdo con el portal Page Six.

Asimismo, y como han hecho desde que comenzó el proceso a principios de enero, los abogados critican la imagen que "los medios" han pintado de su cliente y les atribuyen que fuera "condenado en el tribunal de la opinión pública", lo que ha llevado a una "histórica caída en desgracia, probablemente sin parangón en la época de las redes sociales".

Weinstein pasó unas dos semanas recluso en un hospital carcelario de Nueva York tras conocer su veredicto de culpabilidad el pasado 24 de enero y a mitad de la semana pasada, tras una intervención en el corazón, fue finalmente trasladado a la prisión de Rikers Island, donde este fin de semana ha sufrido una caída, según dijo su representante a los medios locales.

Este miércoles 11 de marzo el productor está llamado por el juez Burke a recibir su sentencia, una conclusión a este juicio simbólico para el movimiento "MeToo" que, para autoridades y activistas, ha cimentado un cambio social reivindicado por los feminismos.


💬Ver 0 comentarios