Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Trump se declaró fanático de la defensa de Kardashian West, alabando sus genes y declarando: “Supongo que es muy popular”. (AP)

La socialité Kim Kardashian West, quien se ha convertido en una defensora de la reforma judicial, regresó a la Casa Blanca ayer para ayudar al presidente Donald Trump a promover los esfuerzos para ayudar a los que salen de la cárcel a conseguir trabajo y mantenerse en el camino de la rehabilitación.


💬Ver 0 comentarios