Camilo Blanes, tras la muerte de su padre, ha estado envuelto en la preparación del debut de su nuevo disco. (Instagram/Camilo Blanes)

Luego de la muerte del cantautor español Camilo Sesto, el pasado 8 de septiembre debido a fallas renales, y de que se supiera que su último deseo era que su hijo Camilo Blanes fuera el heredero de toda su fortuna, salieron muchos rumores respecto a la relación que Blanes mantenía con su padre antes de morir.

Y es que la cercanía que había entre padre e hijo, estaba salpicada de misterio sobretodo por los comentarios negativos que la madre de Blanes, Lourdes Ornelas hacía sobre el papel de Sesto como padre.

Tras estos rumores, fue Camilo Blanes quien decidió poner punto final a las especulaciones y dejó saber que realmente tenía una buena relación con su padre.

"Quiero dejar claro que la relación con mi padre era muy buena y cercana",  comentó de acuerdo al periódico español El País.

Mientras tanto, el hombre de 36 años continúa trabajando en el próximo lanzamiento de su disco, por lo que descarta regresar a México, país en donde vivía hasta la muerte del artista. “De momento me quedo a vivir en Madrid”, ha comentado este fin de semana a una reportera del canal de televisión española, "Telecinco", de acuerdo a El País.

Hasta el momento, Blanes se encuentra en la casa ubicada en la localidad madrileña de Torrelodones, la cual a partir de la lectura del testamento que fue el pasado 30 de septiembre, pasó a ser de su propiedad, así como otras dos casas, una ubicada en Las Rozas, Madrid y una casa en Marbella, Málaga, así como una sociedad de compraventa de inmuebles, varios millones de euros y los derechos de autor de todas las canciones que compuso el artista, tal como el diario español.

También se ha informado que uno de los últimos deseos del cantante madrileño era la construcción de un museo homenaje en su tierra natal, Alcoy, en Alicante.

"Voy a velar por el legado de mi padre y uno de esos proyectos es poner en marcha el museo de Alcoy", comentó Blanes al diario español.

Para realizar la última voluntad del cantante, Blanes tendrá que ponerse de acuerdo con Cristóbal Hueto, quien fue albacea del testamento, sobre qué pertenencias del cantante cederá al museo, entre lo que podrían incluir discos de oro, alguna de sus prendas más conocidas, algunos cuadros o los manuscritos de las letras de algunas de sus canciones.

Por otra parte, hasta ahora se ha cumplido el deseo de Sesto, de que Lourdes Ornelas, mujer con quien procreó a su único hijo, se mantenga al margen de sus propiedades, hecho que se está llevando al pie de la letra, ya que a pesar de haber acompañado a su hijo al viejo continente tras la desafortunada  noticia dela muerte de su padre, ella no vive al lado de "Camillin" en la casa quele fue heredada.


💬Ver 0 comentarios