Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Jorge Pabo´n, conocido como "El Molusco", fue considerado recientemente la “personalidad” local ma´s “influyente” entre los puertorriquen~os en las redes sociales, reveló la Asociacio´n de Ejecutivos de Ventas y Mercadeo de Puerto Rico (SME) con el estudi
Jorge Pabo´n, conocido como "El Molusco", fue considerado recientemente la “personalidad” local ma´s “influyente” entre los puertorriquen~os en las redes sociales, reveló la Asociacio´n de Ejecutivos de Ventas y Mercadeo de Puerto Rico (SME) con el estudi

Quizás es momento de entrar por un rato en el caparazón de “El Molusco”, pero no del animal invertebrado, sino del hombre que ha capturado la atención de miles a través de la radio.

¿Por qué ahora? Jorge Pabón -su nombre de pila- fue considerado recientemente la “personalidad” local más “influyente” entre los puertorriqueños en las redes sociales, según reveló la Asociación de Ejecutivos de Ventas y Mercadeo de Puerto Rico (SME) al presentar el estudio “Digital & Mobile Behavioral Study 2014”. Este resultado de la investigación -realizada por la compañía Estudios Técnicos entre abril y marzo de este año- ha provocado controversia en y fuera del mundo cibernético. Algunos fanáticos lo defienden y otros se niegan a creer que la opinión de este locutor impera por encima de figuras como Ricky Martin, quien quedó posicionado décimo.

Para el análisis se encuestaron a 810 puertorriqueños de 12 años en adelante que contestaron las siguientes preguntas: ¿Qué personalidad sigues en las redes sociales? y ¿cuán importante es para ti mantenerte informado con la opinión de esta persona? El anfitrión del programa radial “El Goldo y la Pelúa” (La Mega 106.9 FM) resultó ser el más mencionado con el respaldo del 18.9% de los entrevistados, seguido por el comentarista Jay Fonseca (15%) y su colega radial Angelique “La Burbu” Burgos (13%).

La edad promedio de los que respaldaron a El Molusco en el estudio de SME es de 27 años, informó Anitza Cox, directora de la división de análisis y política social de Estudios Técnicos. También hubo menores de 12 años que le dieron su voto en la investigación. Del 18.9 por ciento de quienes favorecieron al locutor, el 55 por ciento estuvo compuesto por mujeres.

Independientemente del grado de aceptación o rechazo hacia este tipo de sondeo, lo cierto es que hubo un grupo que tildó de “importante” la perspectiva de un personaje radial que no niega su irreverencia, sexualidad y espontaneidad en muchas de las expresiones que emite.

“Para mí, el resultado no es cierto, pero no me sorprende… El que Molusco haya salido (en la cima) es risible. Las redes sociales son un continente; no un país. El Molusco es un pequeño país dentro de lo que es la red y esa red no es un campo monolítico (inflexible), sino algo que cambia día a día. Hay sectores que nunca tendrían un tuit, ni un Facebook ‘post’ del Molusco”, destaca Félix Jiménez, profesor de estudios culturales de la Universidad del Sagrado Corazón.

“Te invito a que no me sigas”

Pero al llamado Molusco tampoco le interesa la atención de quienes toman sus expresiones con mucha seriedad. “Si lo coges muy a pecho (te ofendes), te invito a que no me sigas”, expone.

Habla sobre el tipo de mensaje que publica. “Es tan simple como callarte la jod… boca cuando nadie pidió tu opinión”, lee uno en su página de Twitter, donde tiene 196 mil seguidores, la misma cantidad que posee en Instagram. Ahí utiliza la frase “loca farandulera” para referirse al personaje Yoyo Ferrán y hace chistes calificados como machistas (compartió dibujo de una mujer en un auto con un cinturón en la boca para “evitar accidentes”). Apuesta insistentemente al sexo, a las “malas palabras” y al tema del alcohol como gatillo de risa. También permite que algunos se mofen de él, como cuando retuiteó el mensaje de una mujer que bromeaba sobre su supuesta “micropenia”. Si bien es cierto que ha ganado críticas, muchos también ríen.

“Todo aquel que siempre es quien es, es visto como (alguien) cafre. Yo soy yo; no puedo ser otra persona. Siempre me estoy vacilando, me estoy riendo. Traigo alegría”, opina sobre lo que percibe como su fórmula desde el 1996, cuando apareció en la radio.

Aunque al principio no creyó el resultado de la encuesta, Molusco ahora entiende que la gente lo percibe influyente porque promueve una dinámica interactiva en sus páginas de Twitter, Instagram y Facebook, donde cuenta con 380 mil seguidores. Asegura que en cada cuenta proyecta distintos grados de “intensidad”. Reconoce que todas “se nutren” de su participación radial y de las opiniones que publica en YouTube como parte del blog de opinión “En el trono”, que graba sentado en el inodoro de su casa.

“Facebook es una red social más adulta (madura). Instagram es donde están los jóvenes. El Twitter es el caserío de las redes sociales y soy más picante; más ‘hardcore’ ”, destaca quien ha logrado que sus fanáticos radiales utilicen hashtags como #odiamoslaamistad y #losreyesdelapunta.

“Yo humanizo las redes sociales, porque yo manejo mis propias cuentas y trato de contestarle a la gente.  En mis redes siempre está pasando algo y me siguen para reírse porque el país está harto de tanta mala noticia y la gente busca distraerse”, sostiene, aunque admite que “los padres deberían tener mesura con los niños de 12 años” que lo siguen.

Sin embargo, el hecho de que un famoso atienda o no personalmente sus páginas cibernéticas tampoco le parece un factor muy determinante a la hora de ser influyente, subraya Julizzette Colón Bilbraut, abogada y consultora de nuevos medios a través de su compañía Monitor SN. A modo de ejemplo, señala el impacto en Twitter del presidente Barack Obama, quien contrata a un equipo para que lo ayude a manejar esa cuenta.

Por otro lado, a base del estudio “La radiografía de la tuitoespera boricua” que presentó en el 2012, Colón Bilbraut promedia que sólo el 20 o 25 % de los usuarios de Twitter están verdaderamente activos. "Parece un concurso populista por los números, pero no lo es”, enfatiza.

Burla y cercanía

Entonces, ¿por qué hay quienes perciben a Molusco como una figura influyente en las redes?

“Me van a matar por decir esto: es un tipo feo y gordo que no es esta cosa que se construye en la televisión degente exquisita. (Eso) tiene un efecto de identificación, de enganche. A la gente le gusta escuchar voces que están cercanas a ellos. Está el asunto de ‘yo podría ser ese tipo; él pudiera ser yo’ ”, reflexiona el psicoanalista Alfredo Carrasquillo, sin olvidar que Molusco ríe de su propia apariencia, como lo hace en estos días con la obra “Los monólogos de la barriga”.

El catedrático de la Universidad del Sagrado Corazón opina que figuras como El Molusco representan “una forma de burlarse de las voces autorizadas en los medios”, sobre todo porque "estamos viviendo en un desasosiego y muchas personas se divierten escuchando a otros que hablan con sentido del humor”. Eso, acompañado de una alta dosis de manifestaciones sexuales, “gusta muchísimo en Puerto Rico”, según Carrasquillo.

“La gente se apropia de las expresiones de estas figuras. Se convierte en el juego cotidiano de un país que maneja la sexualidad de una manera reprimida, y el doble sentido es hacerla escapar. Molusco es un reflejo de la sociedad que vivimos”, culmina.