El puertorriqueño Joe Bonilla ha sido manejador de un sinnúmero de actores y cantantes como Ricky Martin, Enrique Iglesias, Roselyn Sánchez y Shakira, entre otros.
El puertorriqueño Joe Bonilla ha sido manejador de un sinnúmero de actores y cantantes como Ricky Martin, Enrique Iglesias, Roselyn Sánchez y Shakira, entre otros. (Suministrada)

Detrás del éxito, la fama y la popularidad que pueda alcanzar un artista, ya sea que se dedique a la música o la actuación, hay una serie de personas que lo ha guiado de la mano por el camino correcto hasta alcanzar el estrellado. Por más de cuatro décadas el puertorriqueño Joe Bonilla se ha encargado de crear y manejar la carrera de figuras tan importantes como Ricky Martin, Enrique Iglesias y Shakira, entre muchos otros.

Ahora, con la misión de educar y motivar a todo aquel que tenga como meta trabajar en el mundo del entretenimiento Bonilla escribió y publicó recientemente el libre “#JoeQuieroSerArtista”. “Esta es una guía en donde le hablo a todo aquel que tiene este sueño de ser artistas y les digo, a calzón quitado, qué es lo que tienen que hacer y qué es lo que no tienen que hacer para lograr el éxito”, explicó Bonilla en entrevista con El Nuevo Día.

El libro aborda el tema usando como base toda su experiencia profesional como manejador de grandes actores y artistas e incluye las realidades de la industria, experiencias personales, consejos prácticos y secretos de su veteranía con los famosos.

“Hay ejemplos muy específicos en los que hablo de principios de vida que uno tiene que aprender a identificar para salir adelante, no importa a lo que te dediques en la vida. Además de eso, hay que aprender a identificar cosas básicas en tu vida como lo es identificar quiénes son tus mentores, quiénes son los ídolos que rigen tu camino y por qué han sido importantes en tu desarrollo”, añadió Bonilla, quien vive entre Ciudad de México y Los Ángeles. “Otro de los detalles que menciono es la importancia de la familia y los amigos, quienes deben mantenerse junto a la persona durante toda su carrera, incluyendo a personas que no tengan miedo a decirle cualquier cosa a la cara en el momento en que los pies se le despegan del suelo”.

Al final del libro, Bonilla integró “Joe’s Gym”, una sección de autoanálisis en donde propone que todos puedan practicar lo aprendido en los capítulos anteriores para poder tomar la decisión final de si en verdad están listos para comenzar una carrera artística o actoral con éxito. El autor aclaró que este ejercicio también podría funcionar para la vida diaria de las personas.

El prólogo del libro fue redactado por la actriz y productora puertorriqueña Roselyn Sánchez, quien resaltó las grandes cualidades de Bonilla tales como su pasión, tener un buen ojo, su creatividad, su honestidad y su “expertise” en el campo del entretenimiento, las cuales son esenciales para lograr como manejador que los actores y artistas brillen y proyecten lo mejor de ellos.

Gran trayectoria

Antes de ser manejador de cantantes y actores, Bonilla fue un destacado periodista y comunicador. Comenzó su carrera universitaria estudiando ciencias en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, con la intención de ser médico. Sin embargo, inmediatamente se dio cuenta que esto no le gustaba, por lo que decidió cambiarse a la Escuela de Comunicación, donde tomó clases de periodismo, comunicaciones, relaciones públicas y publicidad. Una vez se graduó, trabajó en un sinnúmero de publicaciones, entre las que se destacó en la revista “Imagen”, junto a Marisol Malaret. Más adelante trabajó para “TV y Novelas”, momento en que se mudó a México, donde se convirtió en el editor más joven en la historia de la revista.

De ahí en adelante trabajó en la revista “Marie Claire” y luego ayudó en la fundación de la revista “Furia Musical”, de la cual era el editor, dedicada a la música regional mexicana y que con el tiempo tuvo un éxito rotundo. Una vez terminó esa etapa en su vida, decidió quedarse en México y comenzar a trabajar como jefe de prensa de artistas, algo en lo que nadie estaba trabajando en ese momento. Su primer cliente fue el cantante puertorriqueño Ricky Martin, quien en ese momento estaba radicado en México. A partir de ahí, abrió su agencia y el éxito surgió orgánicamente.

Hasta mi casa y oficina llegó Emilio Estefan, quien cambió mi vida y que trajo consigo a Gloria Estefan y Jon Secada. En ese momento hice una transición, y pasé de ser jefe de prensa y relacionista público, a convertirme en manager de muchos de estos artistas”, explicó el puertorriqueño. “De ahí la cosa siguió creciendo hasta llegar a trabajar con artistas como Enrique Iglesias, Shakira, Paulina Rubio, Roselyn Sánchez, Giselle Blondet, María Celeste Arrarás, Adamari López, Charytín Goyco, Carlos Ponce, Thalía, Luis Roberto Guzmán, Fernando Carrillo, Julián Gil, Jeimy Osorio y Modesto Lacén, entre muchos otros. Creo que Dios maneja mi agenda, porque tenía más artistas de los que yo podía trabajar”, comentó entre risas.

De hecho, Bonilla se define a sí mismo como un abanderado de Puerto Rico a donde quiera que va. Además de eso, se ha puesto como norte buscar la mayor cantidad de talento posible dentro de la isla. “Para mí Puerto Rico siempre ha sido muy importante, y me he puesto como meta sacar a todos esos artistas de la isla para que los conozcan en el resto del mundo”.

Aquellas personas interesadas en conocer a Bonilla, este próximo miércoles, 15 de septiembre, estará de 6:00 a 7:30 p.m. firmando autógrafos y conociendo a estudiantes de relaciones públicas y al público en general en The Bookmark frente a Ciudadela, en Santurce.

Aparte de estar disponible en Amazon, también se pueden comprar en la librería The Bookmark, así como en las farmacias Walgreens y CVS. De la misma forma, están disponibles a través de la página web de The Bookmark.

💬Ver comentarios