Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

A menos de un año de haberse divorciado del actor y cineasta español Antonio Banderas, la actriz estadounidense Melanie Griffith borró definitivamente la última prueba que quedaba de su historia de amor: el tatuaje que se hizo en su brazo derecho y que leía claramente “Antonio”.