"Quiero agradecer a mi Colombia por darme el mapalé, la champeta, la salsa y los ritmos afrocaribeños que me han permitido realizar el Super Bowl que desde hace más de una década soñé", expresó Shakira. (AP)

Entre la conversación generada tras la presentación de la cantante de padres boricuas Jennifer López y la cantante colombiana Shakira durante el Halftime Show del Super Bowl en Miami, uno de los momentos más compartidos en forma de video corto y meme es uno en el que la intérprete de “Waka Waka” saca su lengua varias veces y emite un sonido.

Más allá de la burla, han sido varias las lecturas que se le han dado a la expresión de la artista mientras cantaba “Hips Don’t Lie”, una de ellas, que se trata del zaghrouda, un gesto de buena suerte y celebración que se realiza durante las bodas árabes (Shakira es de padre libanés).

Lo cierto es que casi todo lo que ocurrió en tarima durante ese segmento fue un homenaje Barranquilla -la ciudad natal de Shakira- y sus carnavales, desde algunos de los bailes, el momento en que se lanza de espaldas hacia el público y el famoso gesto con la lengua.

La semana pasada trascendió que Shakira comisionó a la Secretaría de la Cultura de Barranquilla que confeccionaran las máscaras del carnaval barranquillero que lucieron sus bailarines en un momento en el que ella se lanza sobre ellos, quienes simulaban una comparsa del Congo Grande.

Acto seguido, la cantante subió a una tarima más pequeña ubicada al lado de la principal e hizo el gesto y sonido con la lengua, dando pie a un segmento al ritmo del mapalé, otra tradición colombiana. Su expresión con la lengua fue una alusión a una de las tradiciones carnavalescas del Caribe colombiano: la danza son de negro, una tradición en la que personas disfrazadas como esclavos hacen gestos exagerados para burlarse de sus “esclavistas españoles”.

Más tarde, Shakira retomó el homenaje al carnaval de su tierra durante su interpretación del “Waka Waka”, casi al final del espectáculo de medio tiempo. Para entonces, bailó la tradicional danza de la Champeta, acompañada por un enorme cuerpo de bailarines.

“Quiero agradecer a mi Colombia por darme el mapalé, la champeta, la salsa y los ritmos afrocaribeños que me han permitido realizar el Super Bowl que desde hace más de una década soñé”, escribió esta tarde en su cuenta de Instagram Shakira, quien durante la conferencia de prensa previa el jueves había adelantado que su presentación sería un homenaje a sus raíces latinas.

La presentación de ambas artistas ha causado revuelo, tanto por su energía y calidad de producción, como por los mensajes políticos involucrados. Mientras Shakira homenajeó a su tierra con los bailes y sus expresiones, JLo hizo una crítica a la situación de los niños inmigrantes enjaulados en centros de detención en la frontera entre Estados Unidos y México y sacó una capa reversble que, por un lado, tenía la bandera de Estados Unidos y, al abrirse, dejó al descubierto la monoestrellada.


💬Ver 0 comentarios