Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Pedro Javier Dominicci: con metas claras al son de los timbales

El joven percusionista se sintió inspirado por el ritmo y el talento de Pirulo

10 de agosto de 2021 - 10:00 AM

Nota de archivo
Esta historia fue publicada hace más de 3 años.
Entrevista al joven guaniqueño Pedro Javier Dominicci Muñiz, quien es timbalero y participó en la película de Richie Ray y Bobby Cruz. Guánica, PR. Proyecto Somos, 20 julio 2021. Xavier Garcia / GFR Media (XAVIER GARCIA)

Una consola de videojuegos era quizás la propiedad más valiosa para Pedro Javier Dominicci Muñiz cuando cursaba la escuela superior. Pero, la forma de tocar del reconocido salsero Pirulo le prendió el botón de la curiosidad y eso lo motivó a cambiar aquella consola por unos timbales, instrumento que transformó su vida.

Cinco años después de dar ese paso, Pedro Javier cursa un bachillerato en jazz y música caribeña en el Conservatorio de Música de Puerto Rico. Además, forma parte de la Orquesta del Rey de Puerto Rico, banda que acompaña a Richie Ray y Bobby Cruz en sus exclusivas presentaciones y que el resto del tiempo les rinde tributo. También ha tocado junto a los Parranderos de Loíza, Natalia Lugo, Plena Libre y Los Sanabria, entre otros grupos u artistas locales.

“Yo siempre tocaba los panderos o la tambora en las parrandas de la iglesia, pero no fue hasta que vi a Pirulo que me interesé en los timbales. Siempre lo digo, empecé en esto gracias a Pirulo… Y lo he conocido, pero él no sabe esta historia”, comenta.

Escucha el talento de Pedro Dominici, un joven timbalero de Guánica
REPRODUCIR

Escucha el talento de Pedro Dominici, un joven timbalero de Guánica

Con 20 años, este estudiante del Conservatorio de Música de Puerto Rico se ha destacado por su pasión artística.

El percusionista de 20 años y residente del Barrio La Luna, en Guánica, recuerda cuánto le sorprendió a sus padres la noticia de que acudiría a una audición en el Conservatorio, pues en su familia inmediata no hay músicos. Además, hasta ese momento se inclinaba a estudiar agronomía.

“Le picheé mucho a la opinión de papi y mami”, recuerda entre risas. “Pero me sentía capacitado para tomar esa decisión y ellos se dieron cuenta de que yo no estaba vacilando”, dijo al agregar que hoy sus padres no solo lo apoyan, sino que hasta lo regañan si no practica de cuatro a cinco horas diarias “como tiene que ser”.

“Muchas personas me decían que era bien difícil, casi imposible, entrar al Conservatorio. Y yo estaba empezando… pero también siempre hay gente que te apoya. Mi maestro en aquel momento de la Escuela de Bellas Artes en Yauco, Arley Ferrer, fue la persona que más creyó en mí en ese proceso de entrar al Conservatorio. Él fue quien me preparó para la audición y me dijo: ‘Está en ti. Si metes mano de verdad, te pueden escoger’. Y así mismo fue, metimos mano y pasé la audición de la mejor institución del Caribe, porque el Conservatorio es un tesoro que tenemos aquí”, expresa con agradecimiento al tiempo que deja claro que él escogió estudiar en la Isla, aunque tuvo la oportunidad de recibir una beca del prestigioso Berklee College of Music en Boston.

Pedro Javier se mudó a San Juan en el 2018, por lo que no vivió en carne propia los sismos que sacudieron la zona sur en el 2020. Pero sí sufrió el temor que generó el traumático evento a través de sus padres, que aún residen en Guánica, y de su hermana que vive en Yauco. La música, una vez más, fue su terapia.

“La música para mí es un escape, pero también mi profesión. La gente a veces cree que esto es siempre una fiesta, que uno está vacilando, pero esto es un trabajo serio y hay que cumplir con las exigencias, que a veces son más que las de un trabajo regular”, expresa con madurez.

Así las cosas, Pedro Javier hasta podría estar haciendo próximamente su debut en el cine, pues junto a la Orquesta del Rey participó en la película biográfica de Richie Ray y Bobby Cruz, “Los reyes de la salsa”, en escenas que se grabaron en la Isla. “Estuvimos de 12 a 14 horas diarias grabando, pero hay que ver si al final aparezco”, apunta.

No obstante, su prioridad es completar sus estudios y alcanzar sus metas profesionales.

“Lo más importante ahora es terminar mi bachillerato y Dios mediante, completar una maestría. Pero mi mayor sueño, es quizás, dejar un legado… Que la gente me conozca, no necesariamente por ser el músico más virtuoso, pero sí que se me reconozca. Ahora estoy adquiriendo experiencia, alimentándome musicalmente y madurando para en algún momento tener mi proyecto propio”, afirma el talentoso joven, quien durante el periodo de verano impartió clases de música en School for the Performings Arts en Guaynabo, a estudiantes de entre 6 a 16 años. A los que aspiran hacer una carrera en el arte, les aconseja, “que no se dejen llevar por el miedo, que si uno trabaja por algo, los frutos se van a ver”.

Puede seguir los pasos de este novel artista en su página de Facebook como Pedro J. Dominicci y en su Instagram pedrodominiccioficial.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: