Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Hubo consenso entre el gobierno y la producción en que la pandemia impide la realización del evento en vivo, con artistas internacionales y el tradicional aforo de 13,000 personas.
Hubo consenso entre el gobierno y la producción en que la pandemia impide la realización del evento en vivo, con artistas internacionales y el tradicional aforo de 13,000 personas. (ELNUEVODIA.COM)

Tras ocho meses de conversaciones, cartas y comunicados, la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, llegó ayer a un acuerdo con los directores ejecutivos de Canal 13 y TVN, Max Luksic y Francisco Guijón, respectivamente, para aplazar por primera vez en su historia la realización de la próxima edición del Festival de Viña, que no se realizará en febrero próximo sino en el de 2022. Esto hará que se extienda el contrato entre las partes hasta febrero de 2023, fecha en que se realizaría la cuarta edición producida por los dos canales que ahora tienen la concesión.