En esta imagen difundida por Disney, Mirabel, cuya voz hace Stephanie Beatriz, en una escena de la cinta animada "Encanto". (Disney vía AP)
En esta imagen difundida por Disney, Mirabel, cuya voz hace Stephanie Beatriz, en una escena de la cinta animada "Encanto". (Disney vía AP) (Disney)

La película animada “Encanto”, que estrena mañana en los cines de Puerto Rico, se presenta como una oferta convencional de Disney, pero sorprendentemente y con mucha efectividad rompe con varios de sus códigos narrativos.

En esta ocasión, el equipo de producción no se conforma con no darle el rol protagónico a una princesa. La trama elimina por completo la figura del villano o el antagonista y abre espacio para que el ancla del filme sean los conflictos internos de una familia latina que lucha por preservar su legado.

Esto no significa que la película abandone por completo las convenciones que buscan entretenimiento para toda la familia. Con una gran dosis de realismo mágico y una docena de canciones nuevas de Lin-Manuel Miranda, “Encanto” exalta y protege la esencia de un filme de Walt Disney Animation a la misma vez que abre espacio para que eso pueda ser algo diferente.

En esta imagen difundida por Disney, Mirabel, cuya voz hace Stephanie Beatriz, en una escena de la cinta animada "Encanto". (Disney vía AP)
En esta imagen difundida por Disney, Mirabel, cuya voz hace Stephanie Beatriz, en una escena de la cinta animada "Encanto". (Disney vía AP) (Disney)

De hecho, el mejor recuso del filme es su música y la habilidad indiscutible que tiene Miranda como compositor para profundizar los personajes y mover la historia hacia adelante.

“Encanto” presenta la historia de la familia Madrigal, un clan colombiano que tuvo que buscar refugio de su pueblo natal y en un momento de tragedia encontró una fuente mágica que les permitió crear un santuario para todos sus integrantes. Desde ese momento, la magia se convierte en algo integral de la familia. Cada uno de sus integrantes eventualmente hereda un poder especial que permite que el legado de los Madrigal continúe. Todos, excepto Mirabel. Al ser la única de su familia que no tiene un don mágico, la adolescente se esfuerza más que nadie para tratar de preservar el encanto de su hogar. Todo esto cambia cuando la joven descubre una profecía que indica que la magia que los ha protegido durante todos estos años podría ser lo que en el futuro divida a los Madrigal para siempre.

En esta imagen difundida por Disney, Mirabel, cuya voz hace Stephanie Beatriz, y Bruno, en la voz de John Leguizamo, en una escena de la cinta animada "Encanto". (Disney vía AP)
En esta imagen difundida por Disney, Mirabel, cuya voz hace Stephanie Beatriz, y Bruno, en la voz de John Leguizamo, en una escena de la cinta animada "Encanto". (Disney vía AP) (Disney)

Como personaje protagónico, Mirabel carga con el legado reciente de la nueva generación de heroínas de Disney. Su enfoque es su familia, no su futuro romántico. Sus mejores atributos son su valentía y su intelecto. Sin embargo, el toque distintivo de esta película es cómo la trama se las ingenia para darle la misma importancia al resto de los integrantes de su familia. Esto es exaltado maravillosamente por cada número musical. De todos ellos, el más impactante llega después del clímax de la película, mostrando una perspectiva completamente diferente y profunda de un personaje que aparentaba solo estar preocupada por las apariencias y el que dirán.

El que el filme cree el espacio para ver el conflicto desde el punto de vista de cada uno de los integrantes de la familia central es una de sus cualidades más efectivas.

Ese recurso es representativo de lo que hace que esta película sea especial. En “Encanto” nada es lo que se aparenta, y la diversión reside en cómo la música se encarga de liberar todo lo que es diferente en esta oferta de Walt Disney Pictures.

💬Ver comentarios