Kevin Spacey interpreta al presidente de los Estados Unidos, Frank Underwood, en la serie de Netflix, House of Cards. (Archivo)
Kevin Spacey interpreta al presidente de los Estados Unidos, Frank Underwood, en la serie de Netflix, House of Cards.

Los Ángeles - El actor Kevin Spacey y sus compañías productoras deberán pagarle al estudio realizador de “House of Cards” más de $30 millones por las pérdidas que sufrió la serie después de que fuera despedido por comportamiento sexual inapropiado, según una decisión arbitral dada a conocer el lunes.

Un documento presentado en la Corte Superior de Los Ángeles —en el que se solicita que un juez apruebe el fallo— asegura que los árbitros descubrieron que Spacey violó los requerimientos de su contrato de tener un comportamiento profesional al “participar en ciertas conductas en conexión con varios miembros del equipo de filmación en cada una de las cinco temporadas en las que fue protagonista y productor ejecutivo de House of Cards”.

MRC, el estudio responsable de “House of Cards”, tuvo que despedir a Spacey, suspender la producción de la sexta temporada de la serie, reescribirla para eliminar al protagonista que interpretaba Spacey, y reducirla de 13 a ocho episodios para cumplir con plazos establecidos, lo que resultó en decenas de millones de dólares en pérdidas, indica el documento.

“La seguridad de nuestros empleados, sets y ambientes de trabajo es de suma importancia para MRC y el motivo por el que buscamos que se rindan cuentas”, declaró el estudio en un comunicado difundido el lunes.

Un representante de Spacey no respondió por el momento un e-mail enviado para conocer sus comentarios. Sus abogados alegaron que las acciones del actor no fueron un factor significativo en las pérdidas del programa.

💬Ver comentarios