Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Cuarenta años más tarde esta versión de “Halloween” transforma a su famoso asesino enmascarado en una expresión del miedo a que los traumas psicológicos, físicos y emocionales jamás pueden ser superados. (GFR Media)
Cuarenta años más tarde esta versión de “Halloween” transforma a su famoso asesino enmascarado en una expresión del miedo a que los traumas psicológicos, físicos y emocionales jamás pueden ser superados. (GFR Media)

Toronto, Canadá - Después de seis secuelas defectuosas, un filme de aniversario promedio (Halloween H20) y dos remakes atroces (estrenados en 2007 y 2009), resulta tentador descartar las películas de la franquicia “Halloween” como el equivalente de un zombie cinematográfico: un muerto en vida de Hollywood que solo sigue en movimiento ante la posibilidad de generar dinero en la taquilla.

💬Ver comentarios