Lin-Manuel Miranda asistió a las nuevas salas de cine de El Distrito en San Juan acompañado de su mamá y papá, Luz y Luis Miranda.
Lin-Manuel Miranda asistió a las nuevas salas de cine de El Distrito en San Juan acompañado de su mamá y papá, Luz y Luis Miranda. (VANESSA SERRA DIAZ)

El actor y dramaturgo de ascendencia puertorriqueña Lin-Manuel Miranda no cesa de proclamar el orgullo que siente de proyectar en una edición especial la película musical “In the Heights”, en Puerto Rico, volver al teatro y una vez más ser bandera de la comunidad latina en el mundo, pero esta vez desde la pantalla grande.

El productor se encuentra en la isla junto a sus padres Luis y Luz Miranda como parte de la proyección especial del largometraje que estrenará el 11 de junio en las salas de cine de Estados Unidos y Puerto Rico. El letrista presentó hoy, sábado, el ‘screening’ desde el nuevo cine de Caribbean Cinemas en El Distrito en San Juan.

En una función especial para invitados de los medios de comunicación, agencias de publicidad, actores y figuras públicas del patio, el galardonado dramaturgo compartió sus emociones de ver el sueño que comenzó hace 20 años cuando escribió las primeras canciones para el musical “In The Heights”. Miranda llegó a Puerto Rico esta semana, en lo que dijo fue su primer viaje en 14 meses desde que se decretó la pandemia de COVID-19.

“Feliz de estar de nuevo en un teatro, después de 14 meses. Estoy súper orgulloso de traer esta película primero a Puerto Rico. Mi primera vez viéndolo en la gran pantalla es aquí en Puerto Rico. Es una gran diferencia. Siempre se me olvida cuántos boricuazos hay en la música, en las letras y en la obra hasta que veo a Daniela cantado sobre Vega Alta o mencionan Arecibo o Anthony Ramos dice fuácata”, sostuvo con la acostumbrada emoción que suele proyectar cada vez que presenta un nuevo proyecto.

Al ganador de un Premio Pulitzer por la obra “Hamilton” nada lo desanima y así lo expresa en cada oportunidad que tiene. Habla con entusiasmo y una alegría envidiable de lo que representa el filme, -que estrenaría el año pasado-, en la comunidad latina y el hecho de que este año, dos exitosos musicales de Broadway, el clásico “West Side Story” y su musical, lleguen a la pantalla grande.

“Es una gran oportunidad que “West Side Story” y “In the Heigths” salgan el mismo año. Ese clásico cuando salí de la escuela era la única representación de los puertorriqueños en Broadway. De verdad ‘In The Heigths’ nació de “West Side Story”, es un gran musical. Ellos estaban filmando en el mismo verano que nosotros en la 175 y hay estaba ‘María’ y ‘Tony’ en la 177 y caminaba hasta allá y veía la filmación. Hay mucho talento en esa película”, recordó.

El actor reiteró que es importante que cada latino se vea reflejado en Hollywood a través de la historias de las comunidades de hispanos. En su caso, desea que los latinos se identifiquen con el personaje principal de “Usnavi”, un joven soñador con hambre de progresar que debe decidir qué hacer con su bodega en Washington Heigths y con una herencia que recibe tras la muerte de su abuela. Tanto el filme como el musical contrarrestan los estereotipos latinos, que por años se han distinguido en el cine, en la televisión y en el teatro en roles que perpetuan la delincuencias, males y problemas sociales de la comunidad.

“Cuando vine en el 2008 a presentar musical “In the Heights” en el Centro de Bellas Artes, recuerdo que alguien dijo que esto era una carta de amor de nosotros, los que estamos en la diáspora. Tenemos que sentirnos orgullos y emocionados de ser latinos” señaló Miranda, que a su vez recordó que el primer acercamiento para llevar el musical “In the Heights” al cine fue en el 2009.

Miranda reveló que uno de los grandes retos de llevar la producción que ganó un premio Tony en el 2008, al cine, fue editar piezas y canciones que en la pantalla grande por razones de tiempo y narrativa requerían cortarse. No obstante, reconoció que el trabajo del director Jon M. Chu fue acertado y le permitió a él tener injerencia en la producción del largometraje que se filmó en su totalidad en el reconocido barrio Washington Heights en Nueva York, punto de encuentro y de formación de la comunidad de latinos inmigrantes.

“Trabajar con Jon M. Chu fue maravilloso porque nos invitó a soñar en grande. Esta es una película con gente con sueños enormes. Los números musicales que van a ver, las banderas que salen en el carnaval en el barrio es maravilloso. Fue difícil aceptar que cuando estábamos listos para salir vino todo esto (pandemia), pero ahora lo veo materializado y me siento muy orgulloso de completar este sueño. La pandemia fue un recordatorio de lo real y lo importante de la vida, de abrazarnos, de estar en familia”, sostuvo Miranda.

“Lo que hizo Jon en la película fue qué pensar y proyectar, que es lo que no tenemos en el teatro. Qué podemos llevar al cine. La película es una oportunidad de hacer algo que no existía en la obra y hay un número al final donde bailan al lado de un edificio y ahí es que viene la magia… Teníamos que crear el movimiento y toda la escena y el mismo Jon me dijo ‘esto será costoso’, pero lo hicimos. Esta es mi parte preferida de la película porque representa la colaboración de Jon, Quiara (Alegría Hudes) y yo en la película. Creamos algo más grande. Le doy mucho crédito a Jon”, precisó el actor.

Miranda tuvo la oportunidad de compartir anoche con el elenco local de la puesta en escena teatral “In the Heights”, que se presentará en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot. El encuentro se dio en Dorado y también se pudo proyectar el filme. El actor indicó que fue muy especial poder estar con el talento local que dará vida a su obra en la isla.

A la función especial de hoy, asisitieron Jacobo Morales, Blanca Eró, Tita Guerrero, Marian Pabón, Ivonne Orsini y Sunshine Logroño, entre otros.

💬Ver comentarios