Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El actor Ron Perlman junto a las actrices Allison Dumbar (izquierda) y Reina Hardesty (derecha).
El actor Ron Perlman junto a las actrices Allison Dumbar (izquierda) y Reina Hardesty (derecha). (Luis Alcalá Del Olmo)

En un hecho que pudiera no tener precedente, se presentó en las salas de Fine Arts Cinema de Hato Rey la serie televisiva estadounidense "The Oath", que fue completamente filmada y producida en Puerto Rico para la plataforma de "streaming" Crackle, de SONY Pictures Television.

"Fue un privilegio poder hacer la primera serie que se escribe, se filma y también se hace toda la posproducción en Puerto Rico. Con "The Oath pudimos hacer todo el proceso desde el comienzo hasta el final, así que estamos muy orgullosos de estar estrenando el primer episodio. Yo creo que es la primera serie que se produce completamente en Puerto Rico", afirmó Frances Lausell, productora local de Do More Productions, en un aparte con este medio a minutos del estreno.

Al evento asistió la estrella principal de la serie, el actor australiano Ryan Kwanten(True Blood), su director, Joe Halpin, el actor Ron Pearlman, quien actúa en StartUp, también de Crackle y filmada en Puerto Rico, y figuras del patio como el actor Braulio Castillo, hijo, quien tiene varias apariciones en la serie.

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Puerto Rico, Manuel Laboy; el director del Programa de Desarrollo de la Industria Cinematográfica, Pedro Rúa Jovet, y el secretario de estado, Luis Rivera Marín, destacaron la importancia de la industria de cine en Puerto Rico y la calidad del talento técnico del País, que pudo completar la filmación de esta primera temporada de la serie luego de los embates de los huracanes Irma y María.

Laboy estimó que entre enero de 2017 y junio de 2018 esta industria generará unos $225 millones a la economía local y producirá 12,000 empleos directos.

La primera temporada de The Oath, compuesta de diez episodios, estrenará el 8 de marzo a través de la plataforma de 'steaming' Crackle de SONY Pictures Television, según se informó.