Steve Carrell interpretó a Michael Scott, jefe de personal de la empresa de papel Dunder Mifflin. (AP)

El programa comenzó como una copia toma por toma de la versión británica de “The Office” protagonizada originalmente por Ricky Gervais y Stephen Merchant.

La gente de NBC no estaba impresionada, pero le dieron una oportunidad a la serie con una orden inicial de seis episodios. Steve Carrell actuaba como jefe de personal en una empresa de papel, Dunder Mifflin. El rating no era espectacular, pero algunos ejecutivos del canal le vieron potencial y ordenaron otros pocos episodios.

Fue en ese punto, entre las temporadas, que los creadores dieron profundidad a los personajes y convirtieron el clon británico en un ente propio, creando un programa innovador en el proceso.

Esta carta de amor para el programa es una guía de ensueño y una historia oral del proceso creativo desde la perspectiva de los guionistas, productores, elenco e incluso algunos de los ejecutivos del canal quienes reflexionan sobre su trabajo en esta comedia original. Producir una comedia para un canal de televisión sin tres cámaras, risas grabadas o un público en vivo era algo poco común hasta entonces. Los realities como “Survivor" comenzaban a aumentar en su popularidad por esa época y como los creadores seguía un modelo similar, decidieron usar a los expertos de cámara de esos programas directamente.

¿Cuánta gente trabaja en un empleo que quizá no les gusta con un jefe que no sabe hacer su trabajo? Steve Carell era el líder perfecto como Michael Scott, y mientras el programa aumentaba su nivel de audiencia, el interés de los fans en los personajes y sus vidas crecía también.

Ahora que el servicio de streaming Netflix tiene en su catálogo las nueve temporadas para que nuevas generaciones las vean en maratón, la popularidad del programa sigue creciendo. Andy Greene escribe sobre éxito, pero también las dificultades que pasaron al mostrar la historia de la serie. Tiene la información de los principales involucrados. Incluso habla de un posible relanzamiento. En su revisión de la historia oral de esta comedia clásica, el autor dice que, aunque podrían volver a hacerla algún día, “The Office” nunca será reemplazada.

Para crear este panorama de la serie, Greene recurrió a casi 90 entrevistas con el elenco y el equipo de producción para conocer sobre su creación y desarrollo. La información de detrás de cámaras detalla episodios clásicos junto con los relatos de la gente al pie del cañón en la producción, por lo que este es un libro perfecto para fans y estudiantes que buscan saber cómo se hacen las series.


💬Ver 0 comentarios