La artista fue reconocida con la dedicatoria de los 65 años de Telemundo. Mira cómo reaccionó.

El canal Telemundo Puerto Rico celebró sus 65 años de transmisión ininterrumpida, y dedicó la ocasión a la animadora y cantante Dagmar Rivera, quien lleva más de 40 años de carrera artística y es una de las personalidades más queridas en Puerto Rico y en su centro de trabajo.

Fue el 28 de marzo de 1954, que WKAQ TV, fundada por Ángel Ramos, logró transmitir por primera vez. Ese día también se vio la primera edición de Telenoticias, conducida por Evelio Otero.

José Cancela, presidente de Telemundo Puerto Rico afirmó que Dagmar representa lo que es el canal. “Dagmar ha brillado y ha contagiado a todos con su honestidad y alegría. Ha demostrado su sentido de fuerza, de felicidad, de gran calidad humana y fe inquebrantable. El  norte de Telemundo es proyectar y honrar a la mujer, y qué mejor que dedicarle nuestra celebración de 65 aniversario de Telemundo Puerto Rico a ella”, señaló Cancela. 

Para comenzar con este homenaje, ayer le dedicaron a Dagmar -de sorpresa- el programa de Día a Día, donde ella es anfitriona junto a Raymond Arrieta. Durante todo el programa, de dos horas de duración, festejaron su vida, su historia y su trayectoria. Desde el principio hasta el final, todo fue sorpresa tras sorpresa y muchos mensajes grabados de felicitación de sus compañeros artistas.

“Para mí es una emoción. Gracias por estos años de alegría en los que hemos compartido momentos buenos y malos momentos. Vamos a continuar con optimismo y mucho amor, que es lo que queremos todos para Puerto Rico”, dijo la animadora con ojos llorosos, al darse cuenta de que le dedicaban el programa.

Con mucha picardía Raymond le pidió a Dagmar que fuera hasta la puerta de la casa de Plinia. Y al abrirla, estaba la familia de la artista: su hijo Faustino junto a su esposa Omayra, sus nietos Lucas y Alina y su hermana Ana Ivette Rivera.  “Mami lleva unos 42 años en la televisión. Estoy orgulloso de ella, por el ejemplo que nos ha dado, de ser siempre positivos y de nunca mirar hacia atrás”, manifestó Faustino.

El hijo contó que algo que ha caracterizado a su madre, son sus despistes. “De chiquito, mami me llevó el primer día de clases a la escuela con uniforme, bulto y lonchera. ¡Y no había clases!, comenzaban al día siguiente”, recordó.

“Estoy agradecida y me siento afortunada y con una alegría inmensa de en vida, poder disfrutar este momento con mis compañeros, mi familia y con mi pueblo que me está enviado mensajes de felicitación por las redes”, expresó la homenajeada emocionada. 

Y las sorpresas siguieron. Transmitieron momentos del programa de televisión infantil Telecómicas, donde ella hacía el personaje de Dagmarita y trabajaba junto a Sandra Zaiter y Loubrielito (Loubriel). Y de pronto, entró al estudio su gran amiga Sandra Zaiter.  “Dagmar es un amor. Es la persona más genuina que he conocido en mi vida. Pero también es despistada. Una vez en un show en vivo saludó a todo el pueblo de Cabo Rojo, y yo le tuve que decir… Dagmar, estamos en Adjuntas”, subrayó Zaiter.

La próxima sorpresa fue la visita de Alberto Carrión y Nydia Caro, en donde se recordó muchos momentos de la etapa de Dagmar como cantante. “No concibo a Puerto Rico ni a mi vida sin Dagmar. Ella es una buena amiga y una persona noble”, apuntó Caro. 

“Dagmar es la cantante de los cantantes. Todos admiramos como ella canta”, aseguró Carrión y la invitó a cantar a dúo la danza “Alondras en el bosque”. Los acompañó al piano por el maestro Martín Nieves.

El cantante y director música Cuco Peña le envió un mensaje de felicitación a la homenajeada.

Hasta el estudio también llegaron Johana Rosaly y Luis Antonio Cosme para continuar recordando parte de la trayectoria de Dagmar como animadora. Durante la década de los 80 pasó a formar parte de producciones Paquito Cordero en Telemundo. Fungió como anfitriona de un sinnúmero de programas de variedades, entre estos Estudio Alegre, junto a Juan Manuel Lebrón y Otilio Warrington; y el Show de Nydia Caro. Fue animadora del programa de variedades Súper Sábados, junto a Eddie Miró, Luis Antonio Cosme y Johanna Rosaly.

Su carrera como animadora se consagró en el programa Dame un Break, donde trabajó unos 12 años junto a Carlos Esteban Fonseca. “Yo también tenía que estar aquí para felicitarla. Dentro de aquel programa, Dagmar conducía el segmento del ‘Break de la Esperanza’, que le permitió presentar historias de interés humano y aportar en el mejoramiento de la calidad de vida de los más necesitados. Era tan emotivo que al terminar el segmento, lo más difícil era hablar de nuevo con calma”, ahondó Fonseca.

Uno de los momentos de gran simpatía, se dio con la visita de la ex Miss Mundo 1975, Wilnelia Merced. “Nunca me creí linda, pero sí simpática. Uno de mis grandes despistes fue en 1974, cuando participé en el concurso de Miss Mundo. Solo quedábamos dos candidatas, Ana Nisi Goyco y yo. Cuando dijeron: …y el nombre de la primera finalista es… ¡Dagmar! Yo empecé a gritar, ¡gané, gané! Ana Nisi me miró y me dijo, gané yo. Saludé y me fui”, detalló Dagmar.

Wilnelia le trajo otra sorpresa a Dagmar. “Por primera vez, la organización de Miss Mundo otorga un premio especial: ‘Miss Mundo Honoris Crown’, a la persona que ha dedicado una vida de belleza con propósito. Y hoy queremos hacerle entrega de este premio a Dagmar”, comentó la ex Miss Mundo. 

Y para subsanar aquel despiste de 1974, Wilnelia trajo la corona de Miss Mundo para que Dagmar la luciera y fuera reina en ese día en que la estaban homenajeando.

El programa, que se transmite en vivo por Telemundo desde hace 12 años de lunes a viernes, finalizó con un compartir entre todos sus compañeros de trabajo.


💬Ver 0 comentarios