Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La evidencia científica es contundente y abundante: el consumo de tabaco ocasiona daño a la salud. (Gerd Altmann / Pixabay)
La evidencia científica es contundente y abundante: el consumo de tabaco ocasiona daño a la salud. (Gerd Altmann / Pixabay)

La evidencia científica es contundente y abundante: el consumo de tabaco ocasiona daño a la salud. Y este daño no se circunscribe solo a los fumadores, sino también a los fumadores pasivos, a los de segunda mano (quienes inhalan el humo del cigarrillo) y los de tercera mano (lo que inhala una persona al tener contacto con los residuos que mantiene el fumador en el pelo, la piel y la ropa).

💬Ver comentarios