Una enfermera coloca una inyección a una menor de edad.
Una enfermera coloca una inyección a una menor de edad. (Shutterstock)

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, otorgó hoy, sábado, la autorización final al uso de emergencia de las vacunas contra el COVID-19, desarrolladas por Pfizer y Moderna, para inocular a menores a partir de los 6 meses, a pocas horas de que los asesores de esa institución dieran su aval por unanimidad.

Este grupo poblacional -menores de 5 años -era hasta hoy el único que no estaba cubierto por el uso de estos fármacos para prevenir complicaciones de salud por el coronavirus.

“Por primera vez, prácticamente todos los estadounidenses pueden acceder a la protección de estas vacunas que salvan vidas, desde los más jóvenes hasta los más mayores”, sostuvo el presidente Joe Biden en un tuit.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) aprobó ayer el uso de emergencia de las vacunas, pero faltaba el visto bueno de los CDC, quienes siempre tienen la determinación final y, además, desglosan las recomendaciones para el proceso de inoculación.

El gobierno de Estados Unidos se ha estado preparando para el inicio de las inyecciones a principios de la próxima semana, con millones de dosis ordenadas para su distribución a médicos, hospitales y clínicas de salud comunitarias en todo el país.

A nivel local, el Departamento de Salud informó ayer que, también, está listo para comenzar a vacunar a menores de edad desde la próxima semana. La agencia resaltó que sobre 106,000 niños puertorriqueños entre las edades mencionadas son elegibles para recibir la vacuna.

Aproximadamente 18 millones de niños serán elegibles, pero queda por ver cuántos finalmente recibirán las vacunas. Menos de un tercio de los niños de 5 a 11 años lo han hecho desde que se les abrió la vacunación en noviembre pasado.

💬Ver comentarios