Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un hombre y una mujer se besan apasionadamente en la pantalla del televisor. Tú corres. Agarras la sábana, el cojín, las manos, lo primero que encuentras. Tapas la escena en cuestión y ¡ahhhh! Qué alivio. Llegaste a tiempo. Tu hija de ocho años no alcanzó a ver más las caricias y los besos de la pareja.


💬Ver 0 comentarios