Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Es recomendable que te asegures de que tu hijo sepa reconocer los síntomas de hipoglucemia e hiperglucemia. (Shutterstock)

Las personas con diabetes que hacen ejercicio son más saludables, además de que mantienen su condición en control. 

Para los padres de los más chicos

De acuerdo con el sitio web kidshealth.org cuando la gente con diabetes hace ejercicios, puede experimentar una disminución del azúcar en la sangre, llamada hipoglucemia, o la subida del azúcar en la sangre, llamada hiperglucemia.

La hipoglucemia puede ocurrir durante o después del ejercicio, cuando el cuerpo ha utilizado mucho de su azúcar almacenada, especialmente si los niveles de insulina se mantienen altos después de una inyección. 

Puede ser que los niños con diabetes necesiten verificar el nivel de azúcar en la sangre y consumir un bocadillo para prevenir una disminución en el nivel de azúcar en la sangre. O si tu hijo está comenzando un horario riguroso de ejercicios, como el entrenamiento para algún deporte, el doctor puede recomendar una reducida dosis de insulina para prevenir la hipoglucemia.

Los niveles altos de azúcar en la sangre también tienen que ser considerados antes o durante el ejercicio de los hijos con diabetes.  Si el cuerpo no tiene la insulina suficiente para utilizar la glucosa, el azúcar se quedará en la sangre. Esto puede causar que la persona orine más, lo cual puede ocasionar la deshidratación. 

Hay otras razones para que los niños que tienen la diabetes tipo 1 no hagan ejercicios, si no tienen bastante insulina en su sangre. Si este es el caso, las sustancias llamadas cetonas pueden presentarse en la orina o en la prueba de sangre. Las cetonas se forman en la sangre cuando el cuerpo no tiene suficiente insulina para poder utilizar el azúcar en la sangre como energía, entonces el cuerpo se ve forzado a quemar grasa como combustible. Los niveles de cetonas en la sangre pueden subir a niveles altos si las personas con poca insulina en la sangre hacen ejercicios, lo cual pone a la persona en una condición de riesgo llamada cetoacidosisdiabetica o CDA. El doctor te indicará cómo hacer la prueba para cetonas si tu hijo tiene la diabetes tipo 1.

Probablemente el doctor quiera sus niveles de azúcar en la sangre antes de comenzar a hacer ejercicios. Asegúrate de que tu hijo sepa reconocer los síntomas de hipoglucemia e hiperglucemia.

Para los que ya no son tan niños (pero gozan igual, ….)

Según la enciclopedia Medline Plus, antes de empezar tu programa de ejercicios, llama a tu médico si: te sientes débil, tienes dolor torácico o sientes falta de aliento cuando haces ejercicio; s ientes dolor o entumecimiento en los pies o si tienes úlceras o ampollas en tus pies; o el azúcar en la sangre llega a estar demasiado bajo o demasiado alto durante el día.

¿Cómo comenzar?

1. Comienza con caminatas. Si no estás en forma, empiece por caminar durante 5 o 10 minutos al día.

2. Trata de establecer una meta de caminata rápida. Debes hacer estodurante 30 a 45 minutos, al menos 5 días a la semana. Las clases de natación o de ejercicios también son buenas.

3. Lleva puesto un brazalete o collar que diga que tienes diabetes. Coménteles a los entrenadores y compañeros con los que hace ejercicio que usted tiene diabetes. Ten siempre consigo fuentes de azúcar de acción rápida, como jugo o dulces duros. Lleva consigo igualmente un teléfono celular con los números  de emergencia.

4. Toma bastante agua. Hazlo antes, durante y después de hacer ejercicio. Trata de hacer ejercicio a la misma hora del día, durante la misma cantidad de tiempo y al mismo nivel. 

5. Trata de evitar sentarse por más de 30 minutos a la vez.


💬Ver 0 comentarios