Algunas personas pueden tener problemas para desconectarse de la computadora después de la rutina de trabajar desde casa. (Unsplash)

Ahora que pasamos tanto tiempo en casa por el COVID-19, y mientras desarrollamos todas nuestras actividades dentro de nuestro espacio, resulta difícil encontrar tiempo para relajarse o para separar el trabajo de lo personal.

Algunas personas pueden tener problemas para desconectarse de la computadora después de la rutina de trabajar desde casa, ya que posiblemente quieran cubrir muchas actividades adicionales los vuelve más productivos; sin embargo, esto puede resultar agobiante.

En este contexto, los expertos del hospital Houston Methodist proporcionaron una serie de consejos para desconectarse del trabajo y disfrutar más del tiempo y el espacio personal:

- Establece tus horas de trabajo: Determina el mismo tiempo para trabajar que le dedicabas cuando ibas a la oficina, sigue esos mismos horarios, no antes ni después y una vez terminado, desconéctate por completo.

- Establece expectativas claras con tu jefe: Ser productivo no significa trabajar de más. Trabaja al día estableciendo metas realistas con tu jefe, y no tengas miedo de decir "esto es demasiado", solo porque estás trabajando desde casa.

- Haz una lista de tareas para mañana: Pasa los últimos 30 minutos de tu jornada laboral enlistando tus tareas del día siguiente para una mayor organización.

- Convierte tu lugar de trabajo en un espacio hogareño. Al finalizar tu jornada guarda todo lo que tiene que ver con el trabajo y así, tu casa vuelve a ser tu casa.

- Ten un ritual de relajación. Dale un descanso a tu cerebro, restablece tu capacidad de atención escuchando música, dándote una ducha o preparando la cena. Que sea algo que te ayude a distraerte y te de el tiempo de relajación necesario.

Ahora, si lo que necesitas es una guía de relajación, los expertos en Wellness del hospital plantean:

- Deja de lado tu celular: Por más difícil que sea, intenta deshabilitar las notificaciones del correo electrónico, el calendario, recordatorios y demás.

- Haz una lista, pero no solo de pendientes: Además de la lista de pendientes, elabora una con las cosas que te hacen feliz.

- Disfruta un poco de tiempo a solas: Dedícate tiempo a solas cada día para tu bienestar, esto ayudará a tu estado de ánimo y productividad.

- Date recompensas relajantes después de completar las tareas: Cada vez que termines una actividad, dedícate 10 minutos para descansar, ya sea leyendo, tomando una taza de té, meditando o practicando yoga. Recompénsate con actividades relajantes.


💬Ver 0 comentarios