Si tienes una rasuradora eléctrica, pero no tienes los cabezales, solo ten en cuenta que tu corte quedará muy al ras de tu cabeza. (Shutterstock)

Por Sanam Yar

¿Cómo puedes hacerte un corte de zumbido o rapado? A continuación, te lo decimos.

¿Qué necesitas?

1. Una máquina para cortar el cabello con cabezales guía, que se conectan a la rasuradora y controlan la longitud del corte.

2. Un espejo, y quizás otro adicional o un teléfono.

3. Una bolsa de basura o una toalla.

4. Un peine o una peineta desenredante, dependiendo de tu tipo de cabello.

Nota: Sí, puedes usar lo que sea que tengas a la mano. Una rasuradora o incluso una máquina cortapelo para perro (¡pero limpia!) pueden funcionar. Si tienes una rasuradora eléctrica, pero no tienes los cabezales, solo ten en cuenta que tu corte quedará muy al ras de tu cabeza. Una máquina de afeitar funciona bien, pero te tomará más tiempo el proceso.

Michael Gold, un reportero de asignaciones generales del Metro Desk (la sección metropolitana) de The New York Times, que da cobertura a noticias en la región de la ciudad de Nueva York, aceptó hacer la prueba en casa. Desiree Marshall, una estilista que trabaja en la barbería Classic Men en Brooklyn, nos guio por el proceso de un simple corte rapado.

Fotogramas de un video que muestra a Michael Gold, reportero de The New York Times, rapándose el cabello él solo. (Michael Gold/The New York Times)

PASO 1: Prepara tu área de trabajo

Para empezar, tu cabello debe estar limpio y seco, sin nada de gel, crema para el cabello ni acondicionador. Cúbrete con una toalla o una bolsa de basura para que no te caiga el cabello encima. Si estás haciendo el corte sobre un lavabo o una encimera, es recomendable que pongas un trapo o servilletas de papel para que sea más fácil limpiar (o para no tapar el desagüe). Colócate frente a un espejo. Es útil que alguien más te corte el cabello, pues puede ver mejor tu cabeza, pero lo puedes hacer tú solo. Si tu cabello es muy largo, te convendría amarrarlo en una coleta y cortar el exceso con tijeras antes de empezar con el corte de zumbido.

PASO 2: ¡Cepilla, cepilla, cepilla!

Si tienes el pelo lacio, ondulado o con rizos sueltos, usa un peine para traer el cabello que está en la parte superior de tu cabeza hacia tu frente. Peina la parte de atrás y los costados hacia abajo y desenreda cualquier nudo que tengas. Si tu cabello es muy rizado, grueso o afro, usa una peineta desenredante para cepillarlo lo más posible.

PASO 3: Elige tu propia aventura

Lo ideal es que uses una máquina con un cabezal que te permita elegir la longitud de corte que quieras.

A continuación, una guía breve:

— Si quieres un corte al ras del cuero cabelludo, no uses ningún cabezal.

— Si quieres una longitud de pelo que se pueda cepillar, pero sin tener que arreglarlo demasiado, elige un cabezal del1 al 3. (El número varía dependiendo de la textura y el grosor de tu cabello).

— Si quieres que tu pelo quede lo suficientemente largo como para jalarlo con tus dedos, elige un cabezal del 4 en adelante. (Por lo general, cualquier cabezal menor al 4 dejará tu cabello demasiado corto como para peinarlo con los dedos).

PASO 4: Corta

Enciende la máquina. Empieza desde la frente y rasura el cabello hacia atrás hasta la coronilla de la cabeza.

Sostén la máquina de tal modo que el filo quede plano contra tu cabeza. Por secciones pequeñas, muévela lentamente de un extremo a otro, tendrás que pasar por las mismas secciones más de una vez para que el corte quede uniforme. Si estás usando otra máquina que no sea una cortadora de pelo, este proceso tal vez sea más tardado. Siempre pasa la máquina con delicadeza.

Para los costados, empieza en las patillas hacia la coronilla de tu cabeza.

Para cortar la parte de atrás, lleva la máquina de la base del cuello hacia la coronilla, en dirección contraria al sentido en el que crece tu cabello. Si estás haciéndote el corte tú solo, ahora es cuando debes usar un espejo de mano para ver lo que estás haciendo en la parte posterior de tu cabeza.

PASO 5: ¡No olvides las orejas!

Con el espejo de mano, revisa lo que has hecho y verifica que no hayas olvidado ningún área. Dóblate las orejas para cortar el cabello en la zona alrededor y detrás de ellas. Cuando sientas que has logrado un corte uniforme, habrás terminado.

CONSEJOS:

— Si nunca te has cortado el pelo solo antes, ahora no es el momento de intentar hacerte un corte muy elaborado en casa o cualquier estilo que requiera mucha técnica. Para los principiantes es mejor atenerse a un corte rapado.

— Si tu máquina cortadora no agarra tu cabello, cambia a un cabezal de número más bajo.

— Con anticipación, toma algunas fotografías de “antes”, en caso de desastre. “Hoy en la mañana estuve sacándome selfis para aplicaciones de citas, para mis amigos cercanos en Instagram y, por puro sentimentalismo, por si algo sale terriblemente mal”, nos dijo Gold. “¡Es importante estar preparado!”.

c.2020 The New York Times Company


💬Ver 0 comentarios