Caspa (horizontal-x3)
Si te lavas la cabeza consistentemente, el problema debe mejorar. (Shutterstock)

La caspa es un desorden común del cuero cabelludo que afecta tanto a hombres como a mujeres. es tan común que, común toda probabilidad la gran mayoría de las personas pueden haberla sufrido en algún momento de sus vidas.

La caspa puede ocasionar que tu cabello esté grasoso y que te pique el cuero cabelludo. Su severidad puede varias y es más intensa en ciertas épocas del año, sobre todo en aquello lugares donde el cambio de estaciones es notable. A continuación, tres mitos sobre esta condición. Conocerlos te ayudará a vencerla.

La caspa es contagiosa

No. La caspa no es contagiosa. Sin embargo, pudiera empeorar con la presencia de hongos, los cuales, aunque pueden estar normalmente en el cuero cabelludo en poca cantidad, pueden aumentar, incrementando el problema. Para evitar que le problema empeore, es importante lavarse la  cabeza tan a menudo como sea necesario con un champú específicamente formulado para este propósito. De empeorar, es importante consultar con un dermatólogo.

La condición empeora si me lavo mucho el cabello.

¡Al contrario! Una higiene adecuada es esencial para mantener la caspa bajo control en todo momento. ¿Cuántas veces debes lavarte la cabeza? La Academia Americana de Dermatología señala que se puede lavar el cabello diariamente, siguiendo las instrucciones del producto.

La caspa es un problema de higiene.

Sí y no. La caspa se produce cuando el cuero cabelludo se descama en un proceso natural y cíclico. Pero, en ocasiones, esas escamas se quedan pegadas y aparece la caspa. En este caso, la descamación es normal, pero si no te lavas el cabello con la frecuencia necesaria, el problema puede empeorar. 

Para reducir la caspa, es esencial tener una rutina de aseo consistente, usar los productos del cabello adecuados y, si usas un champú  medicado, debes dejarlo más tiempo para que ejerza su acción terapéutica.

Como la caspa es un problema del cuero cabelludo, puedes usar un champú para combatirla y lavar y acondicionar las hebras con otro producto.

Si te lavas la cabeza consistentemente. El problema debe mejorar. Si no mejora, se vuelve  persistente, te pica, se forman costras, se te está cayendo el cabello, te duele el cuero cabelludo o te arde, estos son síntomas de que algo no anda bien y de que debes visitar al especialista.


💬Ver 0 comentarios