Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

(Thinkstock)

Acostumbrarse a llevar un estilo de vida frenético es sinónimo de sumergirse en una lucha incesante y eterna física y emocionalmente, lo que desencadena en ansiedad, depresión o infelicidad; en resumen: es la fórmula para el sufrimiento.


💬Ver 0 comentarios