Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El paciente tiene que usar el vendaje todo el día, las 24 horas y se lo quita solo si es necesario para bañarse. (Shutterstock)

El cáncer puede dejar secuelas permanentes. Una de ellas es el linfedema. Se trata de una condición caracterizada por una hinchazón extrema que aparece, por lo general, en los brazos o en las piernas. Esta inflamación -que afecta más a mujeres que a hombres- es causada por la acumulación de líquido que se crea por la obstrucción en el sistema linfático del cuerpo.


💬Ver 0 comentarios