Aunque la terapia intravenosa es más bien conocida en el ambiente médico, el uso de los famosos “drips” de vitaminas y minerales han venido cobrando mucha fuerza. (Shutterstck)

El uso de las terapias intravenosas con vitaminas se ha popularizado, sobre todo entre celebridades y artistas que buscan vitalidad y protegerse de ciertas enfermedades. Desde Adele, Chrissy Teigen y Rihanna, más recientemente, René Pérez -Residente-, han compartido la práctica, que, claramente se ha convertido en una tendencia en las redes sociales.

Aunque la terapia intravenosa es más bien conocida en el ambiente médico y utilizada para proveer medicamentos como antibióticos y otros para tratar diferentes afecciones y condiciones de salud, la tendencia de su uso para mejorar desde la resaca y el estado de la piel, hasta fortalecer el sistema inmune ha venido cobrando mucha fuerza. Con la progresión del COVID-19, muchos están acudiendo a esta práctica como una medida adicional de protección.

El proceso es bastante sencillo: se le provee a la persona una infusión de vitaminas y minerales, como, por ejemplo, altas dosis de vitamina C, que, se alega, se absorben más rápidamente, brindándole a quien la recibe los beneficios directos de los nutrientes, sin que estos pasen por el sistema digestivo.

Sin embargo, la realidad es que el uso de los famosos “drips” de vitaminas, como sucede con otros tratamientos de medicina alternativa, no cuenta con evidencia científica robusta que respalde los reclamos más allá de la experiencia anecdótica de quienes la usan. Además, al igual que en la industria de las vitaminas, su uso tampoco está regulado.

De acuerdo con un artículo publicado en el blog de la Escuela de Medicina de Harvard, la terapia intravenosa puede ser médicamente necesaria cuando el sistema digestivo de un paciente no funciona bien, para recibir más fluidos y evitar la deshidratación, para recibir transfusiones de sangre, para recibir medicamentos que no se pueden tomar oralmente y proveer otros tratamientos. Según el artículo, en el área médica, estos tratamientos incrementan la posibilidad de salvar vidas dramáticamente. Pero, ¿tiene beneficios esta terapia sin una necesidad médica?

La revista Prevention establece que, si bien estos sueros pueden proveer vitaminas e hidratar rápidamente porque llegan directamente al flujo sanguíneo, la realidad es que para seguir obteniendo los beneficios de las vitaminas se deben seguir recibiendo, por lo que, sería mejor tomarlas por boca. En cuanto a la hidratación, se resuelve sencillamente tomado más líquidos.

¿Tienen los “drips” devitaminas beneficios para las personas saludables? Según Prevention, probablemente no. ¿Quién, entonces, se puede beneficiar de estos? Aquellas personas que estén batallando con algún problema de salud que no les permita retener o procesar los nutrientes necesarios para mantener su salud, como podría ser el caso de la vitamina B12 en pacientes que reciben diálisis; o de multivitaminas, para quienes tiene problemas de absorción de nutrientes.

El veredicto

El costo de estas terapias puede ser alto y si eres una persona saludable, probablemente tu inversión terminará yéndose expulsada por el inodoro, así que, a menos tengas una condición de salud que amerite el uso de la terapia intravenosa, es mejor que recibas tus vitaminas y minerales a través de una dieta balanceada y, de ser necesario, usando suplementos vitamínicos.

De otra parte, el agua es el hidratante perfecto para la mayoría de las personas. Si estás enfermo, un profesional de la salud puede recomendar fluidos intravenosos para mantenerte hidratado y suministrarte ciertos medicamentos.

Ante el COVID-19, lo mejor para mantenerse saludable es ejercer el distanciamiento social y lavarse las manos a menudo con agua y jabón por, al menos, 20 segundos. En estos momentos, mantenerse en casa, descansar, alimentarse bien, meditar, hacer ejercicios y manejar el estrés son estrategias que pueden ayudar a darle un empujón a tu sistema inmune, sin la necesidad de sueros.


💬Ver 0 comentarios