Inspiradas en el “boom” de espacios similares en Austin, Texas, donde vivió una de ellas, fue pieza clave para lograr la aprobación de una ordenanza municipal que regulara los “Food Truck Parks”, en la capital, según confirmaron.
Inspiradas en el “boom” de espacios similares en Austin, Texas, donde vivió una de ellas, fue pieza clave para lograr la aprobación de una ordenanza municipal que regulara los “Food Truck Parks”, en la capital, según confirmaron. (WANDA LIZ VEGA)

Combinar establecimientos en un parque con ofertas culinarias variadas, más allá de lo criollo, fue la visión que tuvieron las hermanas Yareli y Xoimar Manning al conceptualizar el Miramar Food Truck Park (MFTP), ubicado en San Juan.

Inspiradas en el “boom” de espacios similares en Austin, Texas, donde vivió una de ellas, fue pieza clave para lograr la aprobación de una ordenanza municipal que regulara los “Food Truck Parks”, en la capital, según confirmaron.

“Yo siempre quise tener mi propio negocio de comida, toda la vida. Siempre, en mi casa, mi hermana y yo cocinamos y soñábamos con que algún día yo iba a tener mi propio restaurante. Pero no era tan fácil tener un restaurante, es carísimo y era un capital que yo no tenía”, agregó.

Desde la distancia, la mujer de 48 años motivó a su hermana Xoimar a comprar una camioneta y comenzar a vender los dumplings que elabora. Pero, tras cambios, Yareli sintió que era el momento de darle un giro a su vida. En 2013, se mudó a Puerto Rico y fue tras el sueño de tener su truck de comida: The Meatball Company.

En 2014, se movió junto a su hermana Xoimar a un terreno localizado en la parada 15 de la avenida Juan Ponce de León, en San Juan, espacio ideal para poner en marcha la idea del parque.

Tras varios años de operación y de superar numerosos retos, las hermanas encaminaron el “Miramar Food Truck Park” que hoy cuenta con ocho conceptos culinarios: Pa’l Pita, comida griega; La Chona, cerdo al estilo americano; El Jangiri, poke bowls; Leñas Eh, cocina a la brasa; Yummy Dumplings, comida chino latina; Qué Tostón!, criollo creativo; SaVor, opción vegana; y Dr. Bizarro, frappés y bubble teas.

“Cuando yo imaginé el Food Truck Park yo sentía que tenía que ser un espacio que fuera una comunidad, que se sintiera como un solo sitio… Yo quería que fuera un espacio cónsono”, expresó Yareli.

“Ese sentido de comunidad (de) que todos seamos un solo ente, una familia, yo creo que es lo que hace la diferencia y tú lo sientes cuando vienes al parque”, dijo.

Cuenta con estacionamiento, baños, música en vivo, DJ y televisor para transmitir eventos deportivos, competencias y películas. Dos sábados al mes, el complejo se convierte en un mercado local.

Calidad culinaria

Varios de los conceptos del parque son liderados por chefs experimentados que decidieron tener sus propios negocios. Como Patricia Romero, propietaria de La Chona, quien pasó de trabajar en las cocinas de reconocidas cadenas de hoteles para emprender desde su guagüita.

“Llevo cocinando cerca de 10 años y cambié totalmente de industria de fine dining y hoteles a foodtruckera”, dijo la mujer de 28 años.

En su cocina, la joven natural de San Sebastián prepara cerdo al estilo americano en una estufa de hierro para obtener una textura diferente. Los platos más pedidos son las almojábanas, los mac & cheese, chicken & waffles y los sliders.

“Desde que empecé en el camión una de mis metas era ser parte de esta familia. Literalmente, es una comunidad, todos nos llevamos súper”, expresó la chef.

Actualmente, en la isla hay más de 10 estilos de parques como este que han cambiado la vida de pequeños comerciantes que soñaban con tener su propio establecimiento de comida.

El espacio, localizado en la parada 15 de la avenida Juan Ponce de León, opera de miércoles a domingo de 12:00 p.m. a 10:00 p.m. Los consiguen en las redes sociales de Facebook e Instagram como Miramar Food Truck Park.

💬Ver comentarios