Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El estudio consultó a 6,292 adultos alrededor del mundo, entre los 18 y 75 años.
El estudio consultó a 6,292 adultos alrededor del mundo, entre los 18 y 75 años. (Shutterstock)

Uno de los efectos del COVID-19 es que ahora las personas se preocupan mucho más por su salud y bienestar. Por eso, al tiempo que el consumo de “snacks” ha crecido significativamente debido al aislamiento, para la gente es fundamental hacerlo de manera consciente, así lo evidencia el estudio “State of Snacking”, el cual tomó el pulso a la dinámica de los hábitos de consumo de los “snacks” a partir de la pandemia.

💬Ver comentarios