El Campito está localizado en la PR-6668, en Manatí.
El Campito está localizado en la PR-6668, en Manatí. (David Villafane/Staff)

MANATÍ - “El Campito” existe hace más de 20 años en este pueblo del Norte. Hasta hace meses, era la típica barra de pueblo en la que los vecinos se tomaban una cerveza después de la jornada de trabajo o mientras tiraban unas monedas en las maquinitas.

“Lleva muchos años en manos de la familia de mi esposo”, comenta Maylín Vargas, quien junto a su esposo Paul Jiménez Haddock maneja el negocio. “Con la pandemia nos vimos forzados, como tantos otros, a cerrar del todo. Por eso decidimos reinventarnos y hacerlo más tipo restaurante. Eliminamos todo lo que era característico de la barra y redecoramos. Sacamos los permisos para poder manejar alimentos y aquí estamos”, añade.

El Campito consta de tres áreas principales: un salón interior, una terraza y un patio. Dos casas de madera pintadas de colores brillantes y amplias ventanas crean un ambiente acogedor. Las paredes están decoradas con recuerdos, banderas de Puerto Rico y objetos “vintage” como planchas, cámaras Polaroid y letreros con mensajes.

Maylín Seda.
Maylín Seda. (David Villafane/Staff)

Una pequeña tarima en el interior sirve de escenario para conciertos de música acústica, que se ofrecen todos los viernes y algunos sábados, y hacen del lugar uno idóneo para socializar y realizar celebraciones.

“Como tenemos diferentes espacios, el lugar se presta para reuniones familiares, cumpleaños y fiestas. Llevamos siete meses y la verdad es que la acogida ha sido tremenda. Se llena muchísimo y aquellos que venían antes, cuando miran el lugar ahora, no pueden creer el cambio. Lo cierto es que los comentarios son muy buenos y la gente viene y la pasa muy bien”, asegura Maylín.

Tanto a Maylín como a Paul, el amor por los negocios les viene de familia. Los padres de ambos se han ganado el sustento y han echado hacia adelante a sus familias gracias a sus comercios y barras.

El menú

Para crear la carta, Maylín recurrió a su amigo Álex Valentín, quien es chef y tiene mucha experiencia en estos asuntos. Actualmente, la cocina la maneja su esposo con la asesoría del chef Valentín.

Mofongo Mar y Tierra.
Mofongo Mar y Tierra. (David Villafane/Staff)

“Álex me ayudó a preparar el menú porque ni Paul ni yo tenemos experiencia en esa parte. Empezamos con una que otra cosita, pero poco a poco ha ido creciendo”, comenta.

El Campito divide su oferta entre aperitivos, surtidos, platos principales y mofongos. Entre los aperitivos, se destacan las croquetas de malanga y la longaniza al vino. Los surtidos constan de una variedad de picadera como alitas, chicharrones de pollo y carne frita, entre otras cosas. Como platos principales, hay carnes, pollo y pescados. Entre los favoritos están los tacos de pescado y las hamburguesas. Los mofongos vienen rellenos de carnes, pescados y maricos. Otro atractivo son los cocteles, los frapés y los tragos de la casa. Para cerrar, debes preguntar por el sabroso postre de la casa “homemade”.

Entre los planes futuros está ofrecer “brunch” los domingos. “Estoy tomando clases de barista para tener una carta de cafés interesantes y así poder ofrecer ‘brunch’. Además, a mucha gente le gusta cerrar su cena con un café especial”, afirma.

Croquetas de malanga.
Croquetas de malanga. (David Villafane/Staff)

En detalle

El Campito está localizado en la PR-6668, en Manatí.

- Abre de martes a domingo desde las 2:00 p.m. hasta las 10:00 p.m. con excepción de los viernes que está hasta más allá de la medianoche.

- Se llena bastante, por lo que te sugerimos reservar particularmente si es un grupo grande. Para hacerlo, puedes llamar al 787-299-5283.

- Se toman las medidas de salud necesarias para proteger a los parroquianos y si decide estar en el interior debe llevar Vacu ID.

- Para conocer los artistas que se presentan puede seguirlos en Facebook o Instagram.

Tacos de pescado.
Tacos de pescado. (David Villafane/Staff)
💬Ver comentarios