Esta pescadería hace entrega a domicilio de pescados y mariscos frescos importados a la vez que apoya la pesca local. (Suministrada)
Esta pescadería hace entrega a domicilio de pescados y mariscos frescos importados a la vez que apoya la pesca local. (Suministrada)

 En estos últimos meses, los negocios han estado en el proceso de reinventarse para sobrevivir al aislamiento social que se ha posado firme en el horizonte del mundo entero, como consecuencia de la pandemia. Por su naturaleza, que descansa en el contacto directo con el público, la hostelería es uno de los renglones más afectados.

El equipo de Alan’s Market, una pescadería y colmado de productos gourmet -que es un apéndice de la conocida Sea World-, lo vio claro desde el inicio de la cuarentena. En su apertura, el 12 de diciembre de 2019, ya tenían en perspectiva varias ideas que querían desarrollar para poder ofrecerles a sus clientes un mejor servicio.

“Esto lo que ha hecho es a adelantar varios proyectos que pensábamos desarrollar este año. Vimos que ponerlos en práctica de inmediato era la única manera de mantenernos a flote. Sea World ha sufrido mucho porque la mayoría de los negocios a los que brindábamos servicio están cerrados u operan de una forma reducida y la demanda al por mayor ha bajado dramáticamente”.

Estas palabras de Katerina Marchand, quien atiende todo lo relacionado con el mercadeo de Alan’s Market, resumen la realidad de casi todos los comerciantes en todos los confines de la tierra. Para responder a la crisis con premura Alan’s Market ha implementado un servicio de entregas a domicilio, entre otras estrategias.

“Hemos reforzado nuestra campaña en redes sociales. Casi todo el mundo está activo en redes y tener más presencia nos ha ayudado mucho. Lo otro que hemos hecho es entregas a domicilio. Mucha gente no se atreve a salir, pero quiere comer productos frescos así que este servicio ha cogido mucho auge. Otra cosa que hicimos es aliarnos con nuestros vecinos Aficionado’s Wine and Spirits para que la gente pueda ordenar vinos con su pedido”.

Pescados, mariscos frescos, productos de primera calidad y gourmet son parte del inventario que Alan’s Market le ofrece al público.

“Tenemos la misma calidad de productos que ofrece Sea World, lo único que al detal. Actualizamos la lista de lo que tenemos disponible todos los días para asegurar la frescura. Tenemos un ‘fish counter’ con lo que ofrecemos. En estos momentos dependemos de lo que encontremos en el mercado y es difícil conseguir volumen, sobre todo por la calidad de lo que ofrecemos. También tenemos pesca local y pescados y mariscos congelados para aquellos que prefieran hacer una gran compra y guardarla. Otras de las cosas que gustan mucho son los productos españoles que vendemos; no tenemos mucho, pero lo que tenemos es muy bueno y también tenemos unos ‘sushi kits’ para los que quieren hacer sushi en la casa”.

Chorizos, ostras frescas, pulpo, almejas, conservas, quesos, paquetes con todo lo necesario para hacer arroz con calamares, algunas pastas y otros platillos son algunos de los artículos listados.

Cómo funciona

“La gente tiene tres opciones ‘delivery’, ‘carry-out’ o venir a la tienda. Para esta última y para evitar que la gente esté muy expuesta  es bueno que revisen en nuestro portal lo que tenemos disponible. Tomamos todas las medidas sanitarias necesarias e incluso tenemos máquinas de ozono para purificar el ambiente y todo lo que se usa entre orden y orden”.

Al visitar el portal te toparás con una lista amplia de lo que está disponible. Ahí mismo encuentras la lista de vinos de Aficionado’s Wine and Spirits por si te interesa incluir alguna botella. Debes rellenar el formulario que proveen para listar lo que te interesa comprar y envías la orden con tus datos.

“Una vez la recibimos uno de nuestros empleados te llamará para verificarla y anotar detalles. Por ejemplo, si lo que quieres son porciones o filete, con piel o sin piel, etc. Esta persona te orientará en el resto del proceso”.

Katerina nos comenta que haberle dado este giro a su negocio les ha permitido mantener su plantilla completa.

“Tenemos un total de 89 empleados entre Sea Word y nosotros. Con este sistema hemos reasignado tareas para asegurarles un puesto de trabajo a todos nuestros empleados. Esta es una nueva realidad y en lo que aparece una vacuna tenemos que reinventarnos para poder seguir”.

Nuestra experiencia

La curiosidad por Alan’s Market nos surgió a raíz de ver varios “post” en redes sociales. Entramos al portal para ver la mercancía disponible. La lista es bastante amplia. Pusimos nuestra comanda y a las dos horas nos estaba llamando el representante de servicio. José Torres repasó con nosotros la orden y nos hizo todas las preguntas de rigor para asegurarse de que todo estaba correcto. Respondió nuestras preguntas y nos sugirió otros artículos que nos podían interesar. Esa misma tarde recibimos la verificación por correo electrónico con las instrucciones para pagar. El pedido no se despacha hasta que no se reciba el pago. Al día siguiente, después del mediodía, nos llamó el carrero para dejarnos saber que estaba en la puerta con nuestra compra. Los cortes de pescados llegaron preservados en hielo para mantener la frescura. Si usas el servicio debes estar pendiente al mensaje para enviar el pago. Haz tu pedido entre 24 y 32 horas antes de que lo necesites, así te aseguras de que te llegará a tiempo. Si lo necesitas con premura opta por recoger tu orden en el negocio.

En detalle

Alan’s Market está en el número 36 de la calle Diana del Parque Industrial Amelia. Su número de teléfono es (787) 273-1178.

Abre de martes a sábado de 11:00 a.m. a 4:00 p.m.

En www.alansmarket.com encuentra información sobre lo que hay disponible y puede poner su orden. Más noticias del local en su cuenta de Facebook @alansmarketpr