Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Variedad de dulces y pastelería confeccionada en el Hotel Condado Vanderbilt.
Variedad de dulces y pastelería confeccionada en el Hotel Condado Vanderbilt. (José Rafael Pérez Centeno/ Especial para El Nuevo Día)

Cuando en un solo macaron se mezcla la almendra, con una capa de chocolate y pequeños trozos de chicharrón, hay que tomarse el tiempo para degustarlo y disfrutar esa explosión de sabores en cada bocado. De igual forma, vale la pena satisfacer ese antojo de comer algo dulce con un “cinnamon roll” o un “croissant” de almendras hechos con ingredientes de calidad.

💬Ver comentarios