La naturaleza dejándose estar.
La naturaleza dejándose estar. (Agencia EFE)

Jardines, balcones, terrazas, patios… Los exteriores son tendencia en decoración, y muchos imaginan la casa de sus sueños con un pedacito de ellos. Pero, ¿a qué se debe este amor por los exteriores? ¿Y cuál es la decoración de moda para ello? Lo develamos a continuación.

Natalia Zubizarreta, del estudio de interiorismo, explica que “el confinamiento marcó un antes y un después en nuestra relación con los exteriores de nuestros hogares y esto se nota en las tendencias. Los valoramos y mucho”.

Plantando sostenibilidad

Por eso, esta temporada se llevan “terrazas, jardines, piscinas, balcones tan cálidos y acogedores que parecen una prolongación del interior y viceversa”. Además, “la sostenibilidad impera en la decoración de interiores, la arquitectura y, asimismo, en el diseño del jardín”.

“La pandemia nos ha enseñado muchas cosas y, entre ellas, aparte de dar más valor a los espacios exteriores, sin duda también hay que pensar en crear jardines sostenibles, no solo por el ahorro, sino por responsabilidad y conciencia ecológica”, explica la experta en decoración.

Así, encontramos exteriores “con pocas necesidades hídricas: el bajo mantenimiento es un ‘must’, y que favorezcan la biodiversidad atrayendo a los pájaros y a los insectos polinizadores, que son claves para el equilibrio de los ecosistemas”.

“La tendencia ‘new perennial’ en jardines”, como se llama a este estilo, “se impondrá en 2022 y consiste en no implantar patrones encorsetados, sino crear jardines de estética más espontánea, fresca y natural”.

Agua, farolillos de luz, plantas... La combinación estrella.
Agua, farolillos de luz, plantas... La combinación estrella. (Agencia EFE)

Estas decoraciones naturales “ofrecen una imagen algo salvaje y sumamente auténtica”, dice Zubizarreta, quien añade “otro concepto básico en el paisajismo de estilo ‘new perennial’: es que el jardín luzca hermoso todo el año y en él se perciban los cambios de estación”.

Y por supuesto, teniendo en cuenta las tendencias en las que lo rústico y el “cottagecore” están en alza, “al igual que en los interiores se acepta la arruga, el ‘fallo’, lo natural, la autenticidad en los jardines se permite sostener y mostrar el paso del tiempo”.

Además, Zubizarreta aconseja decantarse por “mobiliario con textiles muy resistentes a los rayos de sol y la humedad y fáciles de limpiar”, y recuerda: “¡ojo con el viento! Si estás en una zona expuesta, apuesta por mobiliario de peso suficiente para que no vuele o prevé cómo anclarlo fácilmente”.

Chapuzones de luz

Otra clave en decoración de exteriores este año es que no falte la luz: “muy importante: ¡cuida la iluminación!”, dice Natalia, quien señala que esta “es la clave para disfrutar del exterior durante la noche y ser más feliz”.

Por eso, la experta sugiere “instalar puntos de luz suficientes tanto para una correcta y cálida iluminación, como para tomas de corriente”, y dice que se llevarán “luces siempre cálidas o muy cálidas”.

Para aquellos con dificultades, “si no tienes puntos de luz en techo, paredes, suelo… Puedes optar por luminarias portátiles, que se adaptan a cualquier espacio y necesidad”, sugiere.

Las piscinas elevadas sobre el terreno ofrecen ventajas de instalación.
Las piscinas elevadas sobre el terreno ofrecen ventajas de instalación. (Agencia EFE)

“También resulta muy decorativo, el toque festivo que dan las guirnaldas con bombillas de filamento visto”, añade proponiendo otra alternativa, “y por supuesto no pueden faltar jarrones de vidrio transparente, llenos de agua y unas velitas flotantes, faroles, linternas… el fuego será tu gran aliado en la iluminación nocturna de tus exteriores”, añade.

Para dar más fuego al verano, “la instalación de una barbacoa seguro que traerá muchas experiencias bonitas con invitados”, pero eso sí: “cualquier material empleado deberá ser 100% apto para exteriores, no hay que hacer experimentos”.

Y, como la “biophilia” sigue imperando, a la hora de incluir naturaleza, lo mejor es “contratar un paisajista que estudie qué plantas y árboles funcionan mejor en tu orientación y ubicación: muchas veces escogemos plantas bonitas que no son aptas para nuestros exteriores”.

Además, hay que “buscar una zona para almacenar cojines, herramientas de jardinería, quizá también muebles de comedor de exterior: un balcón, jardín o zona de piscina siempre tiene mucho accesorio que guardar durante el invierno”, dice Natalia.

Agua: clave del éxito

Por supuesto, cuando el calor aprieta no hay nada mejor que un buen baño y, por eso, “se llevan las piscinas con soluciones versátiles como las que se abren y se cierran (cerradas prolongan la parte de suelo pisable)”, señala Zubizarreta.

“También existen piscinas de superficie (digamos bañeras gigantes) que se pueden apoyar sobre el terreno y forrar en madera o material cerámico y que queden muy bonitas”, añade la experta, “nos evitan tener que mover tierra que es lo que realmente supone mucho lío de la piscina y además adosarla a algún lugar y que no nos robe tanto espacio”.

Y, para aquellos que no sean piscineros o tengan un jardín pequeño: “como alternativa decorativa me encantan las albercas: a diferencia de las piscinas no tienen sistema de depuración, son depósitos para riego u otros usos pero que al contener agua refrescan y aportan paz, no tienen que ser grandes y pueden ser meramente decorativos”.

Otras alternativas son “las fuentes, que aportan paz y refrescan por la presencia del agua”. Zubizarreta comenta que “existen en el mercado modelos con circuito cerrado que no suponen una instalación complicada”. En cualquier caso, “que no falten los grifos”, aconseja.

También se puede optar para terrazas o patios con menos espacios por “una ducha bien diseñada, revestida con madera o piedra en un lugar estratégico: además de refrescar, puede quedar muy bonita. Existen en el mercado duchas de agua de lluvia, una especie de arcos que rocían agua, estéticos y muy prácticos también”.

“Y por último, ¿te atreverías a instalar una bañera en tu terraza o jardín?”, invita la decoradora, “bien proyectado y con el modelo y material adecuado así como bien ubicada, puede ser una opción para refrescarte diferente, original y muy decorativa”, aventura.

Porque “esta temporada, tenemos que olvidarnos de las terrazas y jardines inamovibles y muy definidos”. Y Natalia nos avisa de que “los vamos a vivir más que nunca: serán nuestra oficina, prolongación del salón del comedor y zona de niños”.

💬Ver comentarios