Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

A través de su relato, Marrero nos lleva al momento en que se convenció de que sería escritora. (Ramón "Tonito" Zayas/ tonito.zayas@gfrmedia.com)
A través de su relato, Marrero nos lleva al momento en que se convenció de que sería escritora. (Ramón "Tonito" Zayas/ tonito.zayas@gfrmedia.com)

Supe que quería escribir libros el 4 de septiembre de 2001. Bueno, ese día más bien encontré el tema de mi primer libro. Porque creo que lo de escribir me viene por defecto. Ahora que lo pienso, no es casualidad que fuese en la Calle de la Beneficencia (en Malasaña) donde tuve mi “momento Cristóbal Colón”: descubrí lo que mis dos abuelas y mis padres siempre habían sabido, me habían dicho hasta el cansancio, entre apuestas y pagos doble. Que María Cristina Marrero Horta vino a este mundo a escribir, a viajar, a contar historias, a hablar, a relajarse y cooperar (no necesariamente en orden de importancia).

💬Ver comentarios