Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Bernard Rivera, quien asegura haber superado duras pruebas personales y familiares, ha lidiado con el fenómeno del hambre en Puerto Rico desde hace cuatro años junto a su equipo. (vanessa.serra@gfrmedia.com)
Bernard Rivera, quien asegura haber superado duras pruebas personales y familiares, ha lidiado con el fenómeno del hambre en Puerto Rico desde hace cuatro años junto a su equipo. (vanessa.serra@gfrmedia.com)

Ivonne Bernard Rivera sabe que hay cosas sobre las que no puede hablar con todo el mundo, que hay elementos perceptivos, esas sensaciones interiores que resultan de una impresión material captada a través de lo sentidos o simplemente mediante la fe que algunas personas no pueden entender. Pero a ella esas sutilezas le han servido de guía en muchas ocasiones, como cuando decidió dirigir el Banco de Alimentos de Puerto Rico, o cuando sin imaginar que el país sería azotado por el más feroz huracán en su historia reciente, impulsó allí el proyecto Zona de Impacto Comunitario y adquirió equipamiento como una cisterna. El amor por el servicio lo heredó de sus padres y, particularmente, de una de sus abuelas. Además, se visualizó desde niña liderando proyectos.

💬Ver comentarios