Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

"The Guardian" sugiere que el acceso que tuvo la Reina al borrador de ley, en virtud de ese poder de "consentimiento", le permitió influir en la redacción definitiva de la ley para su ventaja. (EFE)
"The Guardian" sugiere que el acceso que tuvo la Reina al borrador de ley, en virtud de ese poder de "consentimiento", le permitió influir en la redacción definitiva de la ley para su ventaja. (EFE)

El palacio de Buckingham, residencia oficial de la familia real británica, ha negado que la reina Elizabeth II tratase de presionar al Gobierno, en los pasados años setenta, para evitar revelar detalles de su fortuna personal.

💬Ver comentarios