Princesa Diana
Princesa Diana (IAN WALDIE)

Si bien es cierto que Diana fue considerada como la mejor candidata para casarse con el príncipe Charles, lo que habían supuesto en un principio como un cuento soñado no salió como esperaban.

Según las fuentes del palacio, cuando las cosas comenzaron a ir mal entre Diana y Charles, Elizabeth le dio todo su apoyo a la princesa para que pudieran sacar su matrimonio adelante.

Por esas épocas, Diana comenzó a aparecerse sin previo aviso por el palacio de Buckingham para hablar con la reina: “Al principio, la reina tuvo una visión tolerante de estas visitas no programadas”, contaban sirvientes del palacio y agregaban: “Por lo general, Diana estaba de mucho mejor humor cuando se iba que al llegar”.

Además de la infidelidad de Charles con Camilla, otro de los problemas de la relación entre el heredero y su esposa Diana era la bulimia de ella.

En la biografía de Andrew Morton, el escritor reproduce una conversación entre la princesa y la reina: “La razón por la que nuestro matrimonio había ido cuesta abajo era porque el príncipe Charles estaba pasando por un momento tan difícil por mi bulimia”.

Sin embargo, según la biografía, Diana recibió el apoyo tanto de la reina como de Philip de Edimburgo que intentaron ayudarla y comprenderla para que se recuperara y siguiera adelante.

De todas maneras, la reina Elizabeth no aprobaba ciertos comportamientos de Diana como miembro de la familia real.

Estas eran las cinco actitudes que Elizabeth reprobaba:

1. A la monarca no le gustaba el tipo de trato que la princesa tenía con el personal de servicio como cocineros, guardaespaldas y mayordomos con quienes hablaba de temas privados.

2. Tampoco podía entender los desequilibrios psicológicos de Diana que, por momentos, tenía reacciones exageradas y desesperadas ante la indiferencia de su esposo el príncipe Charles.

3. La reina Elizabeth no pudo perdonarle que en la entrevista de 1995 con Martin Bashir, haya confesado que tuvo una relación con James Hewitt, un exoficial de la guardia real.

4. Elizabeth sintió como una traición de parte de Diana que ésta, en la misma entrevista con la BBC, haya dicho que Charles no era apto para ser rey y que no creía que llegara a serlo.

5. Otra de las cuestiones que Elizabeth sintió como una puñalada fue la filtración de los acuerdos económicos a la prensa por parte de Diana cuando se separó.

💬Ver comentarios