Los duques de Sussex rechazaron la invitación de la reina a pasar la Navidad en Sandringham con la familia real.
Los duques de Sussex rechazaron la invitación de la reina a pasar la Navidad en Sandringham con la familia real. (ANDY RAIN)

Se terminaron los rumores y las especulaciones. Al parecer, está confirmado que Harry y Meghan rechazaron la invitación de la reina para pasar la Navidad en Sandrigham. En cambio, la pareja disfrutará de la temporada festiva en California con sus hijos, Archie, de dos años, y Lilibet, de cinco meses.

El rechazo resulta significativo porque se trata de la primera Navidad que Elizabeth pasa sin su esposo, el príncipe Philip, que falleció el pasado 9 de abril.

De hecho, la propia monarca ha tenido problemas de salud en las últimas semanas y se ha visto obligada a retirarse de los compromisos públicos por consejo médico.

Los miembros de la familia real británica tradicionalmente pasan Navidad en Sandringham, en el oeste de Norfolk, en Inglaterra. La finca rural es una de las favoritas de la dinastía Windsor. Allí fue donde el duque de Edimburgo pasó gran parte de sus días después de retirarse de sus funciones oficiales.

De acuerdo con Page Six, los duques de Sussex habían sido invitados a unirse a las festividades, pero ya habrían declinado la invitación.

Una fuente señaló a dicho medio: “Hay muchas actividades que implican la logística y la planificación de la Navidad familiar, así que, por supuesto, el personal sabe que Harry y Meghan no vendrán. Si fueran, ya se lo habrían comunicado a su familia. Pero esta es la primera Navidad de Su Majestad sin su esposo, así que uno hubiera esperado que quisieran estar con ella”.

Se cree que Harry y Meghan habrían decidido quedarse en California para evitarse el alboroto mediático que implicaría su regreso al Reino Unido.

La citada fuente también dijo: “Creo que todos entienden que habrá un frenesí cuando la pareja vuelva a Londres, pero los duques necesitan arrancarse esa banda adhesiva y seguir adelante”.

Este miércoles, la reina fue fotografiada de pie por primera vez sin un bastón desde que se torció la espalda y se perdió los eventos del domingo del recuerdo a los caídos en guerra que coincidieron con el cumpleaños del príncipe Charles. También fue la primera vez que la fotografiaron en persona desde el 19 de octubre.

La última lesión de la monarca siguió a otro problema de salud el mes pasado, cuando Elizabeth, de 95 años, tuvo que pasar una noche en el hospital y, siguiendo el consejo del médico de descansar, se vio obligada a cancelar dos viajes.

💬Ver comentarios