Entre los productos que más se venden en las villas pesqueras de Puerto Rico figuran el pescado pargo, arrayao, mero, peto, sierra, chillo, atún, pez espada, dorado, pulpo, langosta, carrucho, juey y la centolla. (Suministrada)

Unos 25 municipios alrededor de Puerto Rico tienen villas pesqueras en operaciones y listas para atender a la clientela que desea adquirir pescados y mariscos frescos durante esta Semana Mayor, periodo en el que tradicionalmente aumenta el consumo de estos alimentos.

Actualmente los municipios con villas pesqueras abiertos al público son: Mayagüez, Cataño, Ponce, Guayama, Arroyo, Patillas, Maunabo, Naguabo, Fajardo, Arecibo, Isabela, Loíza, Aguadilla, Humacao, Yabucoa, Rincón, Vega Baja, Vieques, Culebra, Lajas, Guánica, Salinas, Añasco, Aguada y Cabo Rojo.

Las villas pesqueras les facilitan al pescador el proceso de extracción, desembarque y distribución por su proximidad a la zona marítima. “Estas pescaderías tienen las herramientas básicas para facilitarle al público su consumo, ya que están equipadas con neveras, balanzas, generadores, entre otros artículos necesarios. Además, los pescadores escaman el pescado, lo embuchan, lo lavan y lo empacan en bolsas para tener la venta fresca y lista para consumir”, sostuvo Ramón González Beiró, secretario del Departamento de Agricultura (DA).

Las villas pesqueras les facilitan al pescador el proceso de extracción, desembarque y distribución por su proximidad a la zona marítima.

El también agricultor resaltó la labor de los pescadores, quienes precisamente, celebraron la pasada semana la Industria Pesquera. “Nuestros pescadores salen a diario y a todas horas del día a alta mar para darnos alimentos frescos, sanos, 100 por ciento frescos, contribuyendo a la seguridad alimentaria de los puertorriqueños”, dijo el secretario.

Entre los productos que más se venden en las villas pesqueras de Puerto Rico figuran el pescado pargo, arrayao, mero, peto, sierra, chillo, atún, pez espada, dorado, pulpo, langosta, carrucho, juey y la centolla.

La invitación es a patrocinar el pescado fresco y de mejor calidad que se encuentra en las villas pesqueras alrededor de la isla. De esta manera, estamos apoyando a nuestros pescadores, quienes trabajan diligentemente para satisfacer la demanda que surge durante esta semana y fomentar el consumo del producto local”, destacó González Beiró, tras señalar que la pesca es fundamental para la cadena de consumo de alimentos en el país.

Agregó que el pescado importado pierde calidad debido a los cambios de temperatura a los que está expuesto. Por ello, instó al consumidor que al momento de adquirir mariscos y pescados de mejor calidad visite las villas pesqueras, que es donde mejor los puede obtener.

💬Ver comentarios