Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Visitamos la mágica finca De Rústica, dedicada a la venta de flores en el este de la isla.

Naguabo — Al final de un camino rural en los campos del barrio Mariana, rodeado por los intensos tonos verdes de la montaña de El Yunque, colinas de un verdor más claro en dirección al mar, y una verja natural que crean las bambúas a lo largo de una quebrada, se encuentra un idílico valle de flores, con estructuras que recuerdan imágenes de películas de fantasía o lejanas villas de parajes medievales.

💬Ver comentarios