Aunque las lluvias asociadas a la tormenta Laura se percibieron en varias regiones, el viento sostenido del fenómeno afectó más a fincas ubicadas en el área sur. (Suministrada)

El secretario de Agricultura, Carlos Flores, informó que la tormenta tropical Laura causó daños en cosechas y sembradíos estimados en $5.5 millones.

“Prácticamente, el 76% de los daños fueron localizados en la región de Ponce, donde los municipios de Guayama, Salinas, Coamo, Santa Isabel fueron los más afectados”, sostuvo Flores en una entrevista radial (WKAQ 580).

El funcionario destacó que los efectos mayores fueron en plantas que ya tenían frutos para ser cosechados desde ahora hasta dentro de tres meses.

La tormenta tropical Laura pasó el sábado pasado por el área de Puerto Rico y causó un promedio de 2 a 4 pulgadas de lluvia, con 5 pulgadas en algunos sectores aislados.

Sus vientos sostenidos fueron de 55 millas por hora, con ráfagas mayores, incluyendo un reporte de hasta 75 millas por hora en el área de Salinas.

Flores señaló que las pérdidas por inundaciones, como en el caso de las berenjenas, pueden ser atendidas por las pólizas de la Corporación de Seguros Agrícolas, que es una coaseguradora de un programa del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Para los que no están cubiertos por ese seguro, como las fincas de plátanos y papayas, Flores explicó que pueden recibir ayudas del “Farm Service Agency” de Agricultura federal.

"Les pagan unas compensaciones por las pérdidas en los cultivos donde los seguros no cubren", dijo Flores.

Mientras, indicó que el Departamento de Agricultura de Puerto Rico “les provee hasta el 75% de la maquinaria que necesitan para volver a sembrar y también incentivos para semillas y plátanos”.