Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La proliferación de estaciones de recarga para vehículos eléctricos ya comienzan a verse a través de toda la isla en diferentes lugares públicos como centros comerciales y restaurantes, en beneficio de los dueños que optan por moverse a medios de transporte con menor impacto al ambiente. En la foto la estación de recarga en el restaurante Buena Vibra, en Cabo Rojo. (Jorge A Ramirez Portela)

A juzgar por las cifras de ventas de vehículos eléctricos en la isla, cuyo modo de propulsión depende exclusivamente de una batería recargable de iones de litio, se desprende que el consumidor puertorriqueño está comenzando a abrazar esta tecnología automotriz con mayor ímpetu.

💬Ver comentarios