Ford develó su prototipo para el primer supercarro eléctrico con 1,400 caballos de fuerza, el Mustang Mach-E. (Cortesía)

Con los más recientes anuncios de gigantes automotrices como Nissan y Ford, Puerto Rico no tardará más de un año en alcanzar una variedad de casi 20 vehículos completamente eléctricos o híbridos para escoger en el 2021.

Entonces será cuando la Nissan Ariya y la Ford Mach-E, ambas SUV’s primerizas, debuten en el mercado local, sumándose a la Hyundai Kona EV, la Audi e-tron y la Tesla Model X, que ya se ven comúnmente en las carreteras del país.

Planificando una revolución eléctrica desde polos opuestos del mercado, el Nissan Leaf y el Porsche Taycan llegaron a la isla durante la pandemia y pretenden llenar ese vacío en la categoría de sedanes.

Mientras tanto, Toyota, Ford, Hyundai, BMW y Volvo también han hibridizado gran parte de su flota para ayudar a la ciudadanía en su transición eléctrica.

Nissan redobla su apuesta

Luego de alcanzar las 450,000 unidades vendidas a nivel mundial desde el 2010, el Nissan Leaf celebró su décimo aniversario con su regreso a la isla, seguido de la SUV completamente eléctrica Ariya en el 2021.

El nuevo Nissan Ariya es el segundo vehículo eléctrico de la marca, precedido solo por el Nissan Leaf, pero el primer crossover 100% libre de combustible.

“Ya Nissan está entrando en una fase de expansión de su portafolio de vehículos eléctricos. El segundo vehículo en ese portafolio es el primer crossover 100% eléctrico Ariya. Ese vehículo es sumamente importante para la marca porque fundamenta su plan de tratar de vender más de un millón de unidades de propulsión eléctrica al año”, dijo el director comercial de Nissan en Puerto Rico, Juan Santana Chea.

Hasta hace poco, Ariya era solo un concepto futurístico para Nissan, pero el manufacturero nipón ya confirmó que los primeros modelos llegarán a Japón a mediados del 2021, seguidos del mercado estadounidense y el canadiense.

Con un corte mucho más deportivo que la Nissan Rogue, la nueva Ariya también se diferencia del resto de las SUVs por su tren de propulsión completamente eléctrico. Nissan estima que su nueva SUV alcanzará las 300 millas de rango por carga.

Ford doma el alto voltaje

Esta semana, Ford develó su prototipo para el primer supercarro eléctrico con 1,400 caballos de fuerza bajo el lema de “un cohete totalmente eléctrico para la carretera que muestra cuánto rendimiento se puede aprovechar sin usar una gota de gasolina”.

Pero esa bestia de siete motores eléctricos solo es apta para la pista, por lo que una versión de dos motores y 459 caballos de fuerza será el primer modelo completamente eléctrico de Ford.

Comenzando entregas en el 2021, el Ford Mustang Mach-E bien podría ser el vehículo que le abra las compuertas a las versiones eléctricas de la F-150 y a la Transit.

Porsche se electrifica

El primer vehículo completamente eléctrico de Porsche, el Taycan, llegó en medio de la pandemia, pero eso no le ha costado mucha tracción. De hecho, la marca confirmó a El Nuevo Día que ya ha vendido 10 de estos, de los cuales ya hay dos en las carreteras del país.

El Porsche Taycan, el primer vehículo completamente eléctrico de la marca, llegó en medio de la pandemia y ya se han vendido 10 de ellos.

“Impresiona desde el momento en que lo vez, con su diseño característico de Porsche, y a su vez mostrando lo que podemos esperar de la marca en el futuro. La batería se encuentra en la parte de abajo del vehículo (es literalmente todo el piso del vehículo) para maximizar la relación peso-potencia”, explicó el gerente de ventas de Porsche en la isla, Orlando Pérez.

Con un rango aproximado de 203 millas, dependiendo del modelo, el auto se podría considerar un sedán deportivo eléctrico. Alcanza las 60 millas por hora en menos de tres segundos en su modelo Turbo S.

“Su aceleración es increíble, y el ‘launch control’ dejará a cualquiera boquiabierto.”, añadió Pérez sobre el vehículo cuyo precio comienza en los $110,000.

Mientras, Toyota anunció que se acerca un modelo híbrido de la Sienna, mientras que Genesis espera introducir modelos eléctricos en los próximos tres años.